auto-concepto_3

Recursos Gratuitos para el Discipulado: Seguimiento y Capacitación

temas y estudios bíblicos sobre el disimulado

transformando mi autoconcepto 3 – Samuel Edelstein

habilidades personales

A. Dios te ayudará para hacer todo el trabajo que El te da.
(Fil. 4:13 y 2 Cor. 12:7-9)

Si Dios te ha dado algo que hacer, ¿hasta qué grado es responsable El para suplir tu incapacidad?

B. Los pasos para descubrir las habilidades y carencias que Dios te ha dado.

1. ¿Cómo puedes descubrir los trabajos que Dios te ha dado?
Jn. 17:4, Hch. 20:24, Col. 4:17, 2 Ti. 3:16-17

2. Haz lo que Dios te ha dado para hacer, creyendo que El te capacitará para hacerlo.
Fil. 4:13, Hch. 4:13 ¿Qué te estorba en tomar este paso?

3. Si parece que no puedes llevar a cabo lo que Dios te ha pedido, puedes pedirle a Dios que te capacite para hacerlo. Explica las dos maneras en que Dios puede contestar tu oración. Jn. 16:24 y 2 Cor. 12:7-9

4. Si la incapacidad sigue, ¿qué debes hacer? 2 Cor. 12:9

Si Dios te capacita en esa área, ¿qué puedes hacer para usar bien la habilidad?

5. La gracia de Dios es lo que El da para capacitarnos en las cosas que no podemos hacer. En 1 Cor. 15:10, ¿cómo relaciona Pablo la gracia de Dios con su auto-concepto y capacidad para llevar a cabo lo que Dios le encarga?

6. Según 1 Co. 12:13 y Ro. 8:9, ¿cuál es el recurso que todo cristiano tiene? ¿Qué implica esto en cuanto a mis posibilidades de hacer lo que Dios me pide?

¿Qué más ha dado Dios a todo cristiano? ¿Para qué sirve? 1 Co. 12:7, 1 P. 4:10

C. Aplicación personal.
1. No importa lo que otros en tu alrededor hagan, ¿qué crees que Dios está pidiendo de ti en estos días? ¿Cuáles encargos específicos te ha dado Dios?

2. ¿Cuál de estas tareas que Dios te ha dado es ahora la más difícil para hacer?

¿Por qué no se está logrando?

¿Estás confiando en Dios para capacitarte en hacer Su obra?

¿Hay una incapacidad real? Si “sí”, ¿cuál es?

3. Si hay una incapacidad real, pídele a Dios que lo cambie.

a. Toma tiempo(s) extendido(s) con Dios para ayunar y orar.
b. Persevera en la oración hasta que Dios te conteste.

4. Repasa este estudio y escribe lo que vas a hacer para poner en práctica los principios de este estudio en tu vida actual.