Sufrimiento_Edel

Recursos Gratuitos para el Discipulado: Seguimiento y Capacitación

temas y estudios bíblicos sobre el disimulado

el sufrimiento – Samuel Edelstein

I. Escribe el número (o números si hay más que uno) del versículo correcto para cada una de las siguientes razones por las cuales los humanos (incluyendo los no cristianos) sufren:

A. Un ambiente de maldad___
B. La presencia del pecado___
C. Las enfermedades___
D. Las presiones del matrimonio___
E. Los dolores de parto___
F. Para hacernos arrepentir___
G. Las tentaciones___
H. La voluntad de Dios___
I. Los deseos de la carne___
J. No perdonar, tener amargura___
K. El diablo___
L. No confesar nuestro pecados___
M. El infierno (por rechazar a Cristo)___

1. (Salmos 32:3-5) 3 Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir, todo el día. 4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; mi vigor se convirtió en sequedades de verano. 5 Mi pecado te declaré y no encubrí mi iniquidad. Dije: “Confesaré mis rebeliones a Jehovah.” Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

2. (Juan 4:47) 47 Este, cuando oyó queJesús había llegado deJudea a Galilea, vino a él y le rogó que descendiese y sanase a suhijo, que estaba a punto de morir.

3. (Mateo 18:34-35) 34 Y su señor, enojado, le entregó a los verdugos hasta que le pagara todo lo que le debía. 35 Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano.

4. (Lucas 13:1-5) 1 Eneste mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos. 2 Respondiendo Jesús les dijo: “¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron estas cosas, habrán sido más pecadores que todos los galileos? 3 Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. 4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre de Siloé y los mató, ¿pensáis que ellos habrán sido más culpables que todos los hombres que viven en Jerusalén? 5 Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis de la misma manera.”

5. (Romanos 7:23-24) 23 pero veo otra ley en mis miembro que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?

6.(Juan 16:21) 21 La mujer, cuando da a luz, tiene angustia, porque ha llegado su hora. Pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda del dolor, por el gozo de que ha nacido un hombre en el mundo.

7. (1 a los Corintios 7:28) 28 Pero también, si te casas, no pecas; y si la soltera se casa, no peca; aunque aquellos que se casan tendrán aflicción en la carne, y yo quisiera evitárosla.

8. (Gálatas 5:17) 17 Porque la carne desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, para que no hagáis lo que quisierais.

9. (2 a los Tesalonicenses 1:8-9) 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no han conocido a Dios y a los que no obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús. 9 Ellos serán castigados con eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,

10. (Hebreos 2:18) 18 Porque en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.

11. (Hebreos 12:15) 15 Mirad bien que ninguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que ninguna raíz de amargura brote y cause estorbo, y que por ella muchos sean contaminados;

12. (1 de S. Pedro 4:19) 19 Por eso, los que sufren según la voluntad de Dios, que encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.

13. (1 de S. Pedro 5:8-9) 8 Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar. 9 Resistid al tal, estando firmes en la fe, sabiendo que los mismos sufrimientos se van cumpliendo entre vuestros hermanos en todo el mundo.

14. (1 de S. Pedro 2:20) 20 Porque, ¿qué de notable hay si, cuando cometéis pecado y sois abofeteados, lo soportáis?15. (2 de S. Pedro 2:7-8) 7 y si rescató al justo Lot, quien era acosado por la conducta sensual de los malvados 8 –porque este hombre justo habitaba en medio de ellos y afligía de día en día su alma justa por los hechos malvados de ellos–;

II. Usando el siguiente versículo, explica como Cristo describe la realidad de este mundo y qué podemos hacer en cuanto a esta situación:
(Juan 16:33) 33 Os he hablado de estas cosas para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero ¡tened valor; yo he vencido al mundo!

III. Indica el número o números de los versículos que mejor explican las siguientes razones por las cuales hay aún más sufrimiento para el cristiano:

A. Es una parte de nuestra vida___
B. Así entramos en el Reino de Dios___
C. Querer vivir una vida santa y justa___
D. Por causa de Cristo y conocerlo___
E. Por la cruz de Cristo___
F. Por la disciplina de Dios___

1- (Juan 15:20) 20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: “El siervo no es mayor que su señor.’ Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán. Si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

2- (Hechos de los Apóstoles 14:22) 22 fortaleciendo el ánimo de los discípulos y exhortándoles a perseverar fieles en la fe. Les decían: “Es preciso que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.”

3- (Gálatas 6:12) 12 Aquellos que quieren tener el visto bueno en la carne os obligan a ser circuncidados, solamente para no ser perseguidos a causa de la cruz de Cristo.

4- (Filipenses 1:29) 29 Porque se os ha concedido a vosotros, a causa de Cristo, no solamente el privilegio de creer en él, sino también el de sufrir por su causa.

5- (Filipenses 3:10) 10 Anhelo conocerle a él y el poder de su resurrección, y participar en sus padecimientos, para ser semejante a él en su muerte;

6- (2 a los Tesalonicenses 1:5) 5 Esto da muestra evidente del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual también estáis padeciendo.

7- (1 a los Tesalonicenses 3:3-4) 3 para que nadie sea turbado en medio de estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que hemos sido puestos para esto. 4 Porque cuando aún estábamos con vosotros, os predecíamos que habríamos de sufrir tribulaciones.Y así ha acontecido, como bien lo sabéis.

8- (2 a Timoteo 3:12) 12 También todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos.

9- (Hebreos 12:5-7) 5¿Y habéis ya olvidado la exhortación que se os dirige como a hijos? Hijo mío, no tengas en poco la disciplina del Señor ni desmayes cuando seas reprendido por él. 6 Porque el Señor disciplina al que ama y castiga a todo el que recibe como hijo. 7 Permaneced bajo la disciplina; Dios os está tratando como a hijos. Porque, ¿qué hijo es aquel a quien su padre no disciplina

10- (1 de S. Pedro 3:14) 14 Pero aun si llegáis a padecer por causa de la justicia, sois bienaventurados. Por tanto, no seáis atemorizados por temor de ellos ni seáis turbados.

11. (Apocalipsis 3:19) 19 “Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Sé, pues, celoso y arrepiéntete.

IV. Combina los versículos adecuados con los beneficios que el sufrimiento nos trae:

A. Predicamos el evangelio___
B. Recibimos el consuelo de Dios___
C. Recibimos la corona de vida___
D. Nos fortalece y desarrolla___
E. Nos prepara gloria eterna___
F. Aprendemos la obediencia___
G. Solidaridad con otros cristianos___
H. Ayuda en vencer el pecado___

1. (Mateo 13:21) 21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de poca duración, y cuando viene la aflicción o la persecución por causa de la palabra, en seguida tropieza.

2. (Marcos 10:29-30) 29 Jesús le dijo: –De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos, o campos, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.

3. (Romanos 5:3-4) 3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce perseverancia, 4 y la perseverancia produce carácter probado, y el carácter probado produce esperanza.

4. (Romanos 8:18) 18 Porque considero que los padecimientos del tiempo presente no son dignos de comparar con la gloria que pronto nos ha de ser manifestada.

5. (1 a los Corintios 12:26-27) 26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se conduelen con él; y si un miembro recibe honra, todos los miembros se gozan con él. 27 Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros suyos individualmente.

6. (2 a los Corintios 1:3,7) 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, 7 Y nuestra esperanza con respecto a vosotros es firme, porque sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, lo sois también en la consolación.

7. (2 a los Corintios 4:17) 17 Porque nuestra momentánea y leve tribulación produce para nosotros un eterno peso de gloria más que incomparable;

8. (Santiago 1:12) 12 Bienaventurado el hombre que persevera bajo la prueba; porque, cuando haya sido probado, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que le aman.

9. (Hebreos 5:8) 8 Aunque era Hijo, aprendió la obediencia por lo que padeció.

10. (1 de S. Pedro 4:1) 1 Puesto que Cristo ha padecido en la carne, armaos también vosotros con la misma actitud. Porque el que ha padecido en la carne ha roto con el pecado,

V. Para cada uno de los siguientes pasajes, escribe un resumen de cómo debemos responder al sufrimiento;

A. (Santiago 1:2-5) 2 Hermanos míos, tenedlo por sumo gozo cuando os encontréis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce perseverancia . 4 Pero que la perseverancia tenga su obra completa para que seáis completos y cabales, no quedando atrás en nada. 5 Y si a alguno de vosotros le falta sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos con liberalidad y sin reprochar; y le será dada.

B. (Filipenses 4:6-7) 6 Por nada estéis afanosos; más bien, presentad vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.

C. (1 de S. Pedro 2:20) 20 Porque, ¿qué de notable hay si, cuando cometéis pecado y sois abofeteados, lo soportáis? Pero si lo soportáis cuando hacéis el bien y sois afligidos, esto sí es aceptable delante de Dios.

D. (1 de S. Pedro 4:12-13) 12 Amados, no os sorprendáis por el fuego que arde entre vosotros para poneros a prueba, como si os aconteciera cosa extraña. 13 Antes bien, gozaos a medida que participáis de las aflicciones de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con regocijo.

E. (Hebreos 12:2-3) 2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe; quien por el gozo que tenía por delante sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios. 3 Considerad, pues, al que soportó tanta hostilidad de pecadores contra sí mismo, para que no decaiga vuestro ánimo ni desmayéis.

VI. Explica con un ejmplo concreto de tu vida cómo vas a poner en práctica lo que viste en este estudio: