Concordancia_03

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

amor (gracia, misericordioso, perdón)

Ahabah (11/30)
(Deuteronomio 7:7-8) 7 “No porque vosotros seáis más numerosos que todos los pueblos, Yahveh os ha querido y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos. 8 Es porque Yahveh os ama y guarda el juramento que hizo a vuestros padres, que os ha sacado de Egipto con mano poderosa y os ha rescatado de la casa de esclavitud, de mano del faraón, rey de Egipto.
(1 de los Reyes 10:9) 9 ¡Bendito sea Yahveh tu Dios, que se agradó de ti para ponerte en el trono de Israel! Por causa del eterno amor que Yahveh tiene por Israel, te ha constituido rey, a fin de que practiques el derecho y la justicia.”
(2 de Crónicas 2:11) 11 Hiram, rey de Tiro, respondió con una carta que envió a Salomón: ¡Porque Yahveh ama a su pueblo, te ha hecho rey sobre ellos!
(2 de Crónicas 9:8) 8 ¡Bendito sea Yahveh tu Dios, que se agradó de ti para ponerte en su trono como rey para Yahveh tu Dios! Porque tu Dios ama a Israel para hacerlo firme para siempre, te ha constituido como su rey, a fin de que practiques el derecho y la justicia.”
(Isaías 63:9) 9 En toda la angustia de ellos, él fue angustiado; y el ángel de su Presencia los salvó. En su amor y en su compasión los redimió. Los alzó y los llevó todos los días de la antigüedad.
(Jeremías 31:3) 3 Yahveh me ha aparecido desde hace mucho tiempo, diciendo: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te he prolongado mi misericordia.
(Oseas 3:1) 1 Yahveh me dijo de nuevo: “Vé, ama a una mujer que ama a un amante y comete adulterio. Ámala con un amor como el de Yahveh por los hijos de Israel, a pesar de que ellos miran a otros dioses y aman las tortas de pasas.”
(Oseas 9:15) 15 “Toda la maldad de ellos ha tenido lugar en Gilgal. Allí, pues, les tomé aversión. Por la maldad de sus obras los echaré de mi casa; no los amaré más. Todos sus dirigentes son desleales.
(Oseas 11:4) 4 Con cuerdas humanas los atraje, con vínculos de amor . Fui para ellos como los que ponen un bebé contra sus mejillas, y me inclinaba hacia ellos para alimentarlos.
(Sofonías 3:17) 17 Yahveh tu Dios está en medio de ti: ¡Es poderoso; él salvará! Con alegría se regocijará por causa de ti. Te renovará en su amor; por causa de ti se regocijará con cánticos.

Aheb (24/205)
(Deuteronomio 7:13) 13 El te amará, te bendecirá y te multiplicará. También bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano y tu vino nuevo y tu aceite, la cría de tus vacas y el incremento de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría.
(Deuteronomio 10:15) 15 Pero Yahveh se agradó sólo de vuestros padres para amarles, y después de ellos eligió a su descendencia de entre todos los pueblos, es decir, a vosotros, como en el día de hoy.
(Deuteronomio 23:5) 5 Pero Yahveh tu Dios no quiso escuchar a Balaam. Yahveh tu Dios te convirtió la maldición en bendición, porque Yahveh tu Dios te amaba.
(2 de Samuel 12:24) 24 David consoló a Betsabé su mujer. Y fue a ella y se acostó con ella. Ella dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón. Yahveh amaba al niño,
(2 de Crónicas 20:7) 7 ¿No fuiste tú, oh Dios nuestro, el que echaste a los habitantes de esta tierra de la presencia de tu pueblo Israel y la diste a la descendencia de tu amado Abraham para siempre?
(Salmos 11:7) 7 Porque Yahveh es justo y ama la justicia; los rectos contemplarán su rostro.
(Salmos 33:5) 5 El ama la justicia y el derecho; de la misericordia de Yahveh está llena la tierra.
(Salmos 37:28) 28 Porque Yahveh ama la rectitud y no desampara a sus fieles. Para siempre serán guardados, pero la descendencia de los impíos será exterminada.
(Salmos 45:7) 7 Has amado la justicia y aborrecido la injusticia; por eso te ha ungido Dios, el Dios tuyo, con aceite de gozo, más que a tus compañeros.
(Salmos 47:4) 4 Porque él ha elegido nuestra heredad, el orgullo de Jacob, al cual amó.
(Salmos 78:68) 68 Más bien, escogió a la tribu de Judá; el monte Sion, al cual amó.
(Salmos 87:2) 2 Yahveh ama las puertas de Sion más que a todas las moradas de Jacob.
(Salmos 146:8) 8 Yahveh abre los ojos a los ciegos; Yahveh levanta a los caídos; Yahveh ama a los justos.
(Proverbios 3:12) 12 porque Yahveh disciplina al que ama, como el padre al hijo a quien quiere.
(Isaías 41:8) 8 “Pero tú, oh Israel, eres mi siervo; tú, oh Jacob, a quien escogí, descendencia de Abraham mi amado.
(Isaías 41:8) 8 “Pero tú, oh Israel, eres mi siervo; tú, oh Jacob, a quien escogí, descendencia de Abraham mi amado .
(Isaías 43:4) 4 Puesto que ante mis ojos tú eres de gran estima, y eres honorable, y yo te amo, daré hombres por ti, y pueblos por tu vida.
(Isaías 48:14) 14 “Reuníos todos vosotros y escuchad: ¿Quién hay entre vosotros que revele estas cosas? Aquel a quien Yahveh ama, él hará su voluntad sobre Babilonia, y su brazo estará sobre los caldeos.
(Isaías 61:8) 8 “Porque yo, Yahveh, amo la justicia, y aborrezco la rapiña y la iniquidad. {Según algunos mss. y vers. antiguas; TM, rapiña en holocausto} Recompensaré sus obras con fidelidad, y haré con ellos un pacto eterno.
(Jeremías 31:3) 3 Yahveh me ha aparecido desde hace mucho tiempo, diciendo: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te he prolongado mi misericordia.
(Oseas 11:1) 1 Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo.
(Oseas 14:4) 4 “Yo los sanaré de su infidelidad. Los amaré generosamente, porque mi furor se habrá apartado de ellos.
(Malaquías 1:2) 2 “Yo os he amado”, ha dicho Yahveh. “Pero vosotros decís: “¿En qué nos has amado?’ ¿Acaso Esaú no era hermano de Jacob?, dice Yahveh. Sin embargo, yo amé a Jacob
(Malaquías 2:11) 11 Judá ha traicionado, y en Israel y en Jerusalén se ha cometido abominación. Porque Judá ha profanado el santuario de Yahveh que él ama, y se ha desposado con la hija de un dios extra ño.

Chabab (1/1)
(Deuteronomio 33:3) 3 Ciertamente él ama a los pueblos; Todos sus santos están en sus manos. Ellos se postran a tus pies y reciben tus palabras.

Chashaq (2/11)
(Deuteronomio 7:7) 7 “No porque vosotros seáis más numerosos que todos los pueblos, Yahveh os ha querido y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos.
(Deuteronomio 10:15) 15 Pero Yahveh se agradó sólo de vuestros padres para amarles, y después de ellos eligió a su descendencia de entre todos los pueblos, es decir, a vosotros, como en el d ía de hoy.

Phileo (1/25)
(Apocalipsis 3:19) 19 “Yo reprendo y disciplino a todos los que amo . Sé, pues, celoso y arrepiéntete.

Philantropia (1/2)
(A Tito 3:4) 4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor por los hombres,

Agapao (43/142)
(S. Marcos 10:21) 21 Entonces al mirarlo Jesús, le amó y le dijo: –Una cosa te falta: Anda, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres; y tendrás tesoro en el cielo. Y ven; sígueme.
(S. Juan 3:16) 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
(S. Juan 10:17) 17 Por esto me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.
(S. Juan 11:5) 5 Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro.
(S. Juan 13:1) 1 Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora para pasar de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.
(S. Juan 13:23) 23 Uno de sus discípulos, a quien Jesús amaba, estaba a la mesa recostado junto a Jesús.
(S. Juan 13:34) 34 Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros. Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros.
(S. Juan 14:21) 21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.
(S. Juan 14:23) 23 Respondió Jesús y le dijo: –Si alguno me ama, mi palabra guardará. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él.
(S. Juan 14:31) 31 Pero para que el mundo conozca que yo amo al Padre y como el Padre me mandó, así hago. Levantaos. ¡Vamos de aquí!
(S. Juan 15:9) 9 Como el Padre me amó, también yo os he amado; permaneced en mi amor.
(S. Juan 15:12) 12 Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, como yo os he amado.
(S. Juan 17:23) 23 Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente unidos; para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado .
(S. Juan 17:24) 24 “Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.
(S. Juan 17:26) 26 Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos.”
(S. Juan 19:26) 26 Cuando Jesús vio a su madre y al discípulo a quien amaba, de pie junto a ella, dijo a su madre: –Mujer, he ahí tu hijo.
(S. Juan 21:7) 7 Entonces aquel discípulo a quien Jesús amaba dijo a Pedro: –¡Es el Señor! Cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se ciñó el manto, pues se lo había quitado, y se tiró al mar.
(S. Juan 21:20) 20 Pedro dio vuelta y vio que les seguía el discípulo a quien Jesús amaba. Fue el mismo que se recostó sobre su pecho en la cena y le dijo: “Señor, ¿quién es el que te ha de entregar?”
(A los Romanos 8:37) 37 Más bien, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
(A los Romanos 9:13) 13 como está escrito: A Jacob amé, pero a Esaú aborrecí.
(A los Romanos 9:25) 25 Como también en Oseas dice: Al que no era mi pueblo llamaré pueblo mío, y a la no amada, amada .
(2 a los Corintios 9:7) 7 Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza ni por obligación; porque Dios ama al dador alegre.
(A los Gálatas 2:20) 20 Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.
(A los Efesios 1:6) 6 para la alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio gratuitamente en el Amado.
(A los Efesios 2:4) 4 Pero Dios, quien es rico en misericordia, a causa de su gran amor con que nos amó,
(A los Efesios 5:2) 2 y andad en amor, como Cristo también nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros como ofrenda y sacrificio en olor fragante a Dios.
(A los Efesios 5:25) 25 Esposos, amad a vuestras esposas, así como también Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella,
(A los Colosenses 3:12) 12 Por tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, vestíos de profunda compasión, de benignidad, de humildad, de mansedumbre y de paciencia,
(1 a los Tesalonicenses 1:4) 4 Porque hemos conocido, hermanos amados de Dios, vuestra elección;
(2 a los Tesalonicenses 2:13) 13 Pero nosotros debemos dar gracias a Dios siempre por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, por la santificación del Espíritu y fe en la verdad.
(2 a los Tesalonicenses 2:16) 16 Y el mismo Señor nuestro Jesucristo, y nuestro Padre Dios quien nos amó y por gracia nos dio eterno consuelo y buena esperanza,
(A los Hebreos 1:9) 9 Amaste la justicia y aborreciste la iniquidad; por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con aceite de alegría, más que a tus compañeros.
(A los Hebreos 12:6) 6 Porque el Señor disciplina al que ama y castiga a todo el que recibe como hijo.
(1 de S. Juan 4:10-11) 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en expiación por nuestros pecados. 11 Amados, ya que Dios nos amó así, también nosotros debemos amarnos unos a otros.
(1 de S. Juan 4:19) 19 Nosotros amamos, porque él nos amó primero.
(Apocalipsis 1:5) 5 y de parte de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de entre los muertos y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos ama y nos libró de nuestros pecados con su sangre,
(Apocalipsis 3:9) 9 He aquí, yo te daré algunos de la sinagoga de Satanás, de los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten. He aquí, yo haré que lleguen y se postren delante de tus pies, y conocerán que yo te he amado .
(Apocalipsis 20:9) 9 Y subieron sobre lo ancho de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada, y descendió fuego del cielo y los devoró.

Agapee (37/116)
(S. Juan 15:9-10) 9 Como el Padre me amó, también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10 Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; como yo también he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor .
(S. Juan 15:13) 13 Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos.
(S. Juan 17:26) 26 Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos.”
(A los Romanos 5:5) 5 Y la esperanza no acarrea vergüenza, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado;
(A los Romanos 5:8) 8 Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
(A los Romanos 8:35) 35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación? ¿angustia? ¿persecución? ¿hambre? ¿desnudez? ¿peligros? ¿espada?
(A los Romanos 8:39) 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.
(A los Romanos 15:30) 30 Pero os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que luchéis conmigo en oración por mí delante de Dios;
(2 a los Corintios 5:14) 14 Porque el amor de Cristo nos impulsa, considerando esto: que uno murió por todos; por consiguiente, todos murieron.
(2 a los Corintios 13:11) 11 En cuanto a lo demás, hermanos, regocijaos. Sed maduros; sed confortados; sed de un mismo sentir. Vivid en paz, y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.
(2 a los Corintios 13:14) 14 La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.
(A los Efesios 1:5) 5 En amor nos predestinó por medio de Jesucristo para adopción como hijos suyos, según el beneplácito de su voluntad,
(A los Efesios 2:4) 4 Pero Dios, quien es rico en misericordia, a causa de su gran amor con que nos amó,
(A los Efesios 3:17) 17 para que Cristo habite en vuestros corazones por medio de la fe; de modo que, siendo arraigados y fundamentados en amor,
(A los Efesios 3:19) 19 y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa todo conocimiento; para que así seáis llenos de toda la plenitud de Dios.
(A los Colosenses 1:13) 13 El nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado,
(2 a los Tesalonicenses 3:5) 5 ¡El Señor dirija vuestros corazones hacia el amor de Dios y la paciencia de Cristo!
(2 a Timoteo 1:7) 7 Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
(2 a Timoteo 1:13) 13 Ten presente el modelo de las sanas palabras que has oído de mí, en la fe y el amor en Cristo Jesús.
(1 de S. Juan 2:5) 5 Pero en el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios ha sido perfeccionado. Por esto sabemos que estamos en él.
(1 de S. Juan 2:15) 15 No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él;
(1 de S. Juan 3:1) 1 Mirad cuán grande amor nos ha dado el Padre para que seamos llamados hijos de Dios. ¡Y lo somos! Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.
(1 de S. Juan 3:16) 16 En esto hemos conocido el amor: en que él puso su vida por nosotros. También nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.
(1 de S. Juan 3:17) 17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve que su hermano padece necesidad y le cierra su corazón, ¿cómo morará el amor de Dios en él?
(1 de S. Juan 4:7-10) 7 Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios. Y todo aquel que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. 8 El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor . 9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en expiación por nuestros pecados.
(1 de S. Juan 4:12) 12 Nadie ha visto a Dios jamás. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.
(1 de S. Juan 4:16) 16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor . Y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.
(S. Judas 1:21) 21 conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

Concordancia – Inicio