Concordancia_07

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

celoso

Qanna (6/6)
(Éxodo 20:5) 5 No te inclinarás ante ella ni les rendirás culto, porque yo soy Yahveh tu Dios, un Dios celoso que castigo la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación de los que me aborrecen.
(Éxodo 34:14) 14 Porque no te postrarás ante otro dios, pues Yahveh, cuyo nombre es Celoso, es un Dios celoso.
(Deuteronomio 4:24) 24 Porque Yahveh tu Dios es fuego consumidor, un Dios celoso.
(Deuteronomio 5:9) 9 No te inclinarás ante ellas ni les rendirás culto; porque yo soy Yahveh tu Dios, un Dios celoso que castigo la maldad de los padres sobre los hijos, sobre la tercera y sobre la cuarta generación de los que me aborrecen.
(Deuteronomio 6:15) 15 porque Yahveh tu Dios es un Dios celoso que está en medio de ti. No sea que se encienda el furor de Yahveh tu Dios contra ti, y te destruya de la faz de la tierra.

Qanno (2/2)
(Josué 24:19) 19 Entonces Josué dijo al pueblo: –No podréis servir a Yahveh, porque él es un Dios santo y un Dios celoso . El no soportará vuestras rebeliones ni vuestros pecados.
(Nahum 1:2) 2 ¡Dios celoso y vengador es Yahveh! Vengador es Yahveh, y está indignado. Yahveh se venga de sus adversarios y guarda su enojo contra sus enemigos.

Qana (8/32)
(Deuteronomio 32:16) 16 Le provocaron a celos con dioses ajenos; le enojaron con abominaciones.
(Deuteronomio 32:21) 21 Ellos me provocaron a celos con lo que no es Dios; me indignaron con sus vanidades. También yo les provocaré a celos con uno que no es pueblo; con una nación insensata les causaré indignación.
(1 de los Reyes 14:22) 22 Judá hizo lo malo ante los ojos de Yahveh; y con los pecados que cometieron, le provocaron a celos más que todo lo que habían hecho sus padres.
(Salmos 78:58) 58 Lo airaron con sus lugares altos, y con sus imágenes le provocaron a celos.
(Ezequiel 39:25) 25 Por tanto, así ha dicho el Señor Yahveh: “Ahora restauraré de la cautividad a Jacob. Tendré misericordia de toda la casa de Israel, y mostraré mi celo por mi santo nombre.
(Joel 2:18) 18 Entonces Yahveh tuvo celo por su tierra y se apiadó de su pueblo.
(Zacarías 1:14)14 Así ha dicho Yahveh de los ejércitos celé con gran celo a Jerusalén y a Sion.
(Zacarías 8:2) 2 “Así ha dicho Yahveh de los Ejércitos: “Yo tuve un gran celo por Sion; con gran enojo tuve celo por ella.’

Qinah (22/43)
(Números 25:11) 11 “Fineas hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, ha hecho que mi furor se aparte de los hijos de Israel, manifestando entre ellos mi celo. Por eso yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel.
(Deuteronomio 29:20) 20 “Yahveh no estará dispuesto a perdonarle, sino que subirán entonces cual humo el furor y el celo de Yahveh contra ese hombre, y sobre él se asentarán todas las imprecaciones escritas en este libro. Yahveh borrará su nombre de debajo del cielo.
(2 de los Reyes 19:31) 31 Porque de Jerusalén saldrá un remanente, y del monte Sion los sobrevivientes. ¡El celo de Yahveh de los Ejércitos hará esto!
(Salmos 69:9) 9 Pues el celo por tu casa me ha consumido, y las afrentas de los que te afrentan han caído sobre mí.
(Salmos 79:5) 5 ¿Hasta cuándo, oh Yahveh? ¿Has de estar airado para siempre? ¿Arderá como fuego tu celo?
(Isaías 9:7) 7 Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo de Yahveh de los Ejércitos hará esto.
(Isaías 37:32) 32 Porque de Jerusalén saldrá un remanente, y del monte Sion los sobrevivientes. ¡El celo de Yahveh de los Ejércitos hará esto!
(Isaías 42:13) 13 Yahveh saldrá como valiente, y como hombre de guerra despertará su celo. Gritará, ciertamente lanzará el grito; sobre sus enemigos prevalecerá.
(Isaías 59:17) 17 Se vistió con la coraza de justicia, y puso el casco de salvación sobre su cabeza. Se vistió de ropas de venganza y se cubrió de celo como con un manto.
(Isaías 63:15) 15 Mira desde el cielo y contempla desde la excelsa morada de tu santidad y de tu gloria: ¿Dónde están tu celo y tu poderío? La conmoción de tus entrañas y tu compasión me han sido retenidas.
(Ezequiel 5:13) 13 Así se consumará mi furor; haré que en ellos se asiente mi ira, y tomaré satisfacción. Y cuando haya consumado en ellos mi ira, sabrán que yo, Yahveh, he hablado en mi celo.
(Ezequiel 16:38) 38 Luego te aplicaré la sentencia de las mujeres adúlteras y de las que derraman sangre. Traeré sobre ti sangre de ira y de celos.
(Ezequiel 16:42) 42 Haré que sobre ti se asiente mi ira; mi celo se apartará de ti y me calmaré, y no me enojaré más.
(Ezequiel 23:25) 25 Pondré mi celo contra ti, y te tratarán con furor. Te arrancarán la nariz y las orejas, y tu descendencia caerá a espada. Tomarán a tus hijos y a tus hijas, y tu descendencia será devorada por el fuego.
(Ezequiel 36:5-6) 5 Por tanto, así ha dicho el Señor Yahveh: “Ciertamente en el fuego de mi celo he hablado contra el resto de las naciones y contra todo Edom, quienes en medio del regocijo de todo corazón y con despecho del alma, se dieron a sí mismos mi tierra como heredad, para que su campo fuese expuesto al pillaje. 6 Por tanto, profetiza acerca de la tierra de Israel y di a los montes y a las colinas, a las quebradas y a los valles, que así ha dicho el Señor Yahveh: “He aquí, en mi celo y en mi furor he hablado, porque habéis cargado con la afrenta de las naciones.
(Ezequiel 38:19) 19 Porque en mi celo y en el fuego de mi indignación digo que en aquel día habrá un gran terremoto en la tierra de Israel.
(Sofonías 1:18) 18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Yahveh, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo. Porque de cierto exterminará repentinamente a todos los habitantes de la tierra.
(Sofonías 3:8) 8 ¡Por tanto, dice Yahveh, esperad el día en que me levante para ser testigo! Porque tengo determinado reunir las naciones y juntar los reinos para derramar sobre ellos mi enojo, todo el furor de mi ira. Porque toda la tierra será consumida por el fuego de mi celo.
(Zacarías 1:14) 14 Entonces me dijo el ángel que me hablaba: –Proclama diciendo que así ha dicho Yahveh de los Ejércitos: “Tuve celo por Jerusalén y gran celo por Sion,
(Zacarías 8:2) 2 “Así ha dicho Yahveh de los Ejércitos: “Yo tuve un gran celo por Sion; con gran enojo tuve celo por ella.’

Concordancia – Inicio