Concordancia_08

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

compasión (misericordia, paciencia, sufrido)

Chamal (4/41) (#2550)
Ez.36: 21 He tenido dolor al ver mi santo nombre profanado por la casa de Israel en las naciones adonde fueron.
Joel 2:18 Entonces Yahveh tuvo celo por su tierra y se apiadó de su pueblo.
Mal.3:17 “En el día que yo preparo, ha dicho Yahveh de los Ejércitos, ellos serán para mí un especial tesoro. Seré compasivo con ellos, como es compasivo el hombre con su hijo que le sirve.

Chemlah (2/2) (#2551)
Gén. 19:16 Cuando se detenía, los hombres tomaron su mano, la mano de su mujer y las manos de sus dos hijas, por la misericordia de Yahveh para con él. Lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.
Isa. 63:9 En toda la angustia de ellos, él fue angustiado; y el ángel de su Presencia los salvó. En su amor y en su compasión los redimió. Los alzó y los llevó todos los días de la antigüedad.

Rachum (14/14) (#7349)
(Éxodo 34:6) 6 Yahveh pasó frente a Moisés y proclamó: –¡Yahveh, Yahveh, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y grande en misericordia y verdad,
(Deuteronomio 4:31) 31 Porque Yahveh tu Dios es Dios misericordioso ; no te abandonará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que juró a tus padres.
(2 de Crónicas 30:9) 9 Porque si os volvéis a Yahveh, vuestros hermanos y vuestros hijos hallarán misericordia delante de quienes los llevaron cautivos, y volverán a esta tierra. Porque Yahveh vuestro Dios es clemente y misericordioso, y si vosotros os volvéis a él, no esconderá de vosotros su rostro.
(Nehemías 9:17) 17 No quisieron escuchar, ni se acordaron de tus maravillas que habías hecho entre ellos. Más bien, endurecieron su cerviz y designaron un jefe para regresar a su esclavitud} en Egipto. Pero tú que eres un Dios perdonador, clemente y compasivo, tardo para la ira y grande en misericordia, no los abandonaste.
(Nehemías 9:31) 31 Pero por tu gran misericordia no los consumiste ni los abandonaste, porque tú eres un Dios clemente y misericordioso .
(Salmos 78:38) 38 Con todo, él perdonaba misericordioso la maldad y no los destruía. {Ver Núm. 14:20} En muchas ocasiones apartó su ira y no despertó todo su enojo.
(Salmos 86:15) 15 Pero tú, oh Señor, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y grande en misericordia y verdad,
(Salmos 103:8) 8 Compasivo y clemente es Yahveh, lento para la ira y grande en misericordia.
(Salmos 111:4) 4 Hizo memorables sus maravillas; clemente y misericordioso es Yahveh.
(Salmos 112:4) 4 En las tinieblas resplandece la luz para los rectos; él es clemente, misericordioso y justo.
(Salmos 116:5) 5 Clemente y justo es Yahveh; sí, misericordioso es nuestro Dios.
(Salmos 145:8) 8 Clemente y compasivo es Yahveh, lento para la ira y grande en misericordia.
(Joel 2:13) 13 Desgarrad vuestro corazón y no vuestros vestidos.” Volved a Yahveh, vuestro Dios, porque él es clemente y compasivo, lento para la ira, grande en misericordia, y desiste del castigo.
(Jonás 4:2) 2 Y oró a Yahveh diciendo: –Oh Yahveh, ¿no es esto lo que decía yo estando aún en mi tierra? ¡Por eso me adelanté a huir a Tarsis! Porque sabía que tú eres un Dios clemente y compasivo, lento para la ira, grande en misericordia y que desistes de hacer el mal.

Rachamin (34/40) (#7356)
(Genesis 43:14) 14 ­Que el Dios Todopoderoso os conceda hallar misericordia delante de aquel hombre, y libere a vuestro otro hermano y a Benjamín! Y si yo he de ser privado de mis hijos, que lo sea.
(Deuteronomio 13:17) 17 No se pegue a tu mano nada del anatema, para que Yahveh desista del furor de su ira, tenga piedad y compasión de ti, y te multiplique, como lo juró a tus padres,
(2 de Samuel 24:14) 14 Entonces David dijo a Gad: –Estoy muy angustiado. Por favor, caigamos en mano de Yahveh, porque grande es su misericordia . Y no caiga yo en mano de los hombres.
(1 de los Reyes 8:50) 50 Perdona a tu pueblo que ha pecado contra ti, y todas las transgresiones que han cometido contra ti, y hazles objeto de misericordia ante los que los han llevado cautivos, para que tengan misericordiade ellos.
(1 de Crónicas 21:13) 13 Entonces David dijo a Gad: –Estoy muy angustiado. Por favor, caiga yo en mano de Yahveh, porque grande en extremo es su misericordia. Y no caiga yo en mano de los hombres.
(2 de Crónicas 30:9) 9 Porque si os volvéis a Yahveh, vuestros hermanos y vuestros hijos hallarán misericordia delante de quienes los llevaron cautivos, y volverán a esta tierra. Porque Yahveh vuestro Dios es clemente y misericordioso, y si vosotros os volvéis a él, no esconderá de vosotros su rostro.
(Nehemías 1:11) 11 Oh Yahveh, por favor, esté atento tu oído a la oración de tu siervo y a la oración de tus siervos que quieren reverenciar tu nombre. Prospera, por favor, a tu siervo hoy, y concédele gracia ante aquel hombre.” Entonces yo servía de copero al rey.
(Nehemías 9:19) 19 tú por tu gran misericordia no los abandonaste en el desierto. La columna de nube no se apartó de ellos de día, para guiarlos por el camino; ni la columna de fuego de noche, para alumbrarles el camino por el cual habían de ir.
(Nehemías 9:27-28) 27 Los entregaste en mano de sus enemigos, los cuales los afligieron. Pero clamaron a ti en el tiempo de su tribulación, y tú los escuchaste desde los cielos. Por tu gran misericordia les diste libertadores que los librasen de mano de sus enemigos. 28 Pero apenas obtenían comodidad, volvían a hacer lo malo delante de ti, por lo cual los abandonabas en mano de sus enemigos, que se enseñoreaban de ellos. Pero volvieron a clamar a ti, y tú les escuchaste desde los cielos y los libraste muchas veces por tu misericordia.
(Nehemías 9:31) 31 Pero por tu gran misericordia no los consumiste ni los abandonaste, porque tú eres un Dios clemente y misericordioso.
(Salmos 25:6) 6 Acuérdate, oh Yahveh, de tu compasión y de tu misericordia, que son perpetuas.
(Salmos 40:11) 11 Tú, oh Yahveh, no detengas de mí tu compasión ; que tu misericordia y tu verdad me guarden siempre.
(Salmos 51:1) 1 Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia. Por tu abundante compasión, borra mis rebeliones.
(Salmos 69:16) 16 Escúchame, oh Yahveh, porque buena es tu misericordia. Mírame conforme a tu inmensa compasión.
(Salmos 77:9) 9 ¿Se ha olvidado de ser clemente? ¿En su ira ha cerrado su compasión? (Selah)
(Salmos 79:8) 8 No recuerdes contra nosotros los pecados de nuestros antepasados. Salgan pronto a encontrarnos tus misericordias, porque estamos muy abatidos.
(Salmos 103:4) 4 el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y de misericordia;
(Salmos 119:77) 77 Llegue a mí tu misericordia para que yo viva, porque tu ley es mi delicia.
(Salmos 119:156) 156 Grande es tu misericordia, oh Yahveh; vivifícame conforme a tu justicia.
(Salmos 145:9) 9 Bueno es Yahveh para con todos, y su misericordia está en todas sus obras.
(Isaías 47:6) 6 Yo me enojé contra mi pueblo, profané mi heredad y los entregué en tus manos. Pero tú no tuviste misericordia de ellos. Hiciste muy pesado tu yugo sobre los viejos,
(Isaías 54:7) 7 Por un breve momento te dejé, pero con gran compasión te recogeré.
(Isaías 63:7) 7 Las misericordias de Yahveh recordaré, y las alabanzas de Yahveh, conforme a todo lo que Yahveh nos ha recompensado, y a su gran bondad para con la casa de Israel. El nos ha recompensado según su misericordia y su gran compasión.
(Isaías 63:15) 15 Mira desde el cielo y contempla desde la excelsa morada de tu santidad y de tu gloria: ¿Dónde están tu celo y tu poderío? La conmoción de tus entrañas y tu compasión me han sido retenidas.
(Jeremías 16:5) 5 Así ha dicho Yahveh: “No entres en la casa donde haya duelo, ni acudas a lamentar, ni les expreses tu condolencia; porque he quitado de este pueblo mi paz, y asimismo la compasión y la misericordia, dice Yahveh.
(Jeremías 42:12) 12 Os mostraré misericordia, de manera que él se compadecerá de vosotros y os hará volver a vuestra tierra.
(Lamentaciones 3:22) 22 Por la bondad de Yahveh es que no somos consumidos, porque nunca decaen sus misericordias.
(Daniel 1:9) 9 Dios concedió a Daniel que se ganara el afecto y la buena voluntad del jefe de los funcionarios,
(Daniel 2:18) 18 a fin de implorar misericordia del Dios de los cielos con respecto a este misterio, para que Daniel y sus compañeros no pereciesen junto con el resto de los sabios de Babilonia.
(Daniel 9:9) 9 Del Señor nuestro Dios son el tener misericordia y el perdonar, aunque nos hemos rebelado contra él,
(Daniel 9:18) 18 Inclina, oh Dios mío, tu oído y escucha; abre tus ojos y mira nuestros lugares desolados y la ciudad sobre la cual es invocado tu nombre. Porque no estamos presentando nuestros ruegos delante de ti, confiados en nuestras obras de justicia, sino en tu gran misericordia.
(Oseas 2:19) 19 Yo te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia.
(Zacarías 1:16) 16 Por tanto, así ha dicho Yahveh, yo me he vuelto hacia Jerusalén con compasión. En ella será edificada mi casa, dice Yahveh de los Ejércitos, y el cordel será tendido sobre Jerusalén.”

Racham (37/46) (#7355)
(Éxodo 33:19) 19 Y le respondió: –Yo haré pasar toda mi bondad delante de ti y proclamaré delante de ti el nombre de Yahveh. Tendré misericordia del que tendré misericordia y me compadeceré del que me compadeceré.
(Deuteronomio 13:17) 17 No se pegue a tu mano nada del anatema, para que Yahveh desista del furor de su ira, tenga piedad y compasión de ti, y te multiplique, como lo juró a tus padres,
(Deuteronomio 30:3) 3 entonces Yahveh tu Dios también te restaurará de tu cautividad. El tendrá misericordia de ti y volverá a reunirte de todos los pueblos a donde Yahveh tu Dios te haya dispersado.
(2 de los Reyes 13:23) 23 Pero Yahveh fue generoso con ellos y les mostró misericordia. Se volvió hacia ellos a causa de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob, y no quiso destruirlos ni echarlos de su presencia hasta ahora.
(Salmos 102:13) 13 Levántate, ten misericordia de Sion, porque ha llegado el tiempo de tener compasión de ella.
(Salmos 103:13) 13 Como el padre se compadece de los hijos, así se compadece Yahveh de los que le temen.
(Salmos 116:5) 5 Clemente y justo es Yahveh; sí, misericordioso es nuestro Dios.
(Isaías 9:17) 17 Por tanto, el Señor no se compadecerá de sus jóvenes, ni tendrá misericordia de sus huérfanos ni de sus viudas. Porque cada uno es impío y malhechor, y toda boca habla insensatez. A pesar de todo esto, no ha cesado su furor, y su mano todavía está extendida.
(Isaías 14:1) 1 Ciertamente Yahveh tendrá misericordia de Jacob y volverá a escoger a Israel. El les hará reposar en su propia tierra, y a ellos se unirán extranjeros, los cuales se adherirán a la familia de Jacob.
(Isaías 27:11) 11 Cuando sus ramas se secan, son quebradas; luego las mujeres vienen y las hacen arder. Porque éste es un pueblo sin entendimiento. Por tanto, su Hacedor no tendrá de él misericordia ; el que lo formó no se compadecerá.
(Isaías 30:18) 18 Por tanto, Yahveh espera para tener piedad de vosotros; por eso, se levanta para tener misericordia de vosotros. Porque Yahveh es un Dios de justicia, ¡bienaventurados son todos los que esperan en él!
(Isaías 49:10) 10 No tendrán hambre ni sed; ni el calor ni el sol los golpeará. Porque el que tiene misericordia de ellos los guiará y los conducirá a manantiales de aguas.
(Isaías 49:13) 13 Gritad de júbilo, oh cielos! ¡Regocíjate, oh tierra! ¡Prorrumpid en cántico, oh montes! Porque Yahveh ha consolado a su pueblo y de sus afligidos tendrá misericordia .
(Isaías 54:8) 8 Al desbordarse mi ira, escondí de ti mi rostro por un momento; pero con misericordia eterna me compadeceré de ti, dice tu Redentor Yahveh.
(Isaías 54:10) 10 Aunque los montes se debiliten y las colinas se derrumben, mi misericordia no se apartará de ti. Mi pacto de paz será inconmovible, ha dicho Yahveh, quien tiene compasión de ti.
(Isaías 55:7) 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos. Vuélvase a Yahveh, quien tendrá de él misericordia; y a nuestro Dios, quien será amplio en perdonar.
(Isaías 60:10) 10 “Los hijos de los extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán. Aunque en mi furor te herí, en mi buena voluntad tendré de ti misericordia.
(Jeremías 12:15) 15 Pero sucederá que después que los haya arrancado, volveré a tener misericordia de ellos y los haré volver cada uno a su heredad, y cada cual a su tierra.
(Jeremías 13:14) 14 Yo los destrozaré, unos contra otros, a los padres y a los hijos a la vez, dice Yahveh. No tendré compasión, no tendré lástima ni tendré misericordia como para no destruirlos.’
(Jeremías 30:18) 18 Así ha dicho Yahveh: “He aquí, yo restauraré de la cautividad las tiendas de Jacob; de sus moradas tendré misericordia. La ciudad será reedificada sobre su montículo de escombros, y el palacio quedará en su lugar.
(Jeremías 31:20) 20 “¿Acaso no es Efraín un hijo querido para mí? ¿Acaso no es un niño precioso? Porque cada vez que hablo contra él, lo recuerdo más. Por eso mis entrañas se enternecen por él. Ciertamente tendré misericordia de él, dice Yahveh.
(Jeremías 33:26) 26 entonces desecharé la descendencia de Jacob y a mi siervo David, para no tomar de su descendencia quien gobierne a la descendencia de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque los restauraré de su cautividad y tendré de ellos misericordia.”
(Jeremías 42:12) 12 Os mostraré misericordia, de manera que él se compadecerá de vosotros y os hará volver a vuestra tierra.
(Lamentaciones 3:32) 32 Más bien, si él aflige, también se compadecerá según la abundancia de su misericordia.
(Ezequiel 39:25) 25 Por tanto, así ha dicho el Señor Yahveh: “Ahora restauraré de la cautividad a Jacob. Tendré misericordia de toda la casa de Israel, y mostraré mi celo por mi santo nombre.
(Oseas 1:6-7) 6 Ella concibió de nuevo y dio a luz una hija. Y Dios le dijo: “Ponle por nombre Lo-rujama, porque no me compadeceré más de la casa de Israel, y no la soportaré más. 7 Pero de la casa de Judá tendré misericordia y los salvaré por Yahveh su Dios. No los libraré con arco, ni con espada, ni con guerra, ni con caballos y jinetes.”
(Oseas 2:1) 1 “Decid a vuestros hermanos: Mi’Pueblo, y a vuestras hermanas: Recibieron-Compasión.
(Oseas 2:4) 4 Tampoco me compadeceré de sus hijos, porque son hijos de prostitución.
(Oseas 2:23) 23 Yo la sembraré para mí en esta tierra, y tendré compasión de Lo rujama. Diré a Lo-ammí: “¡Pueblo mío eres tú!’, y él dirá: “¡Dios mío!’ “
(Oseas 14:3) 3 No nos librará Asiria; no montaremos sobre caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: ‘Dioses nuestros’; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.
(Miqueas 7:19) 19 Volverá a compadecerse de nosotros. Pisoteará nuestras iniquidades y echará nuestros pecados en las profundidades del mar.
(Habacuc 3:2) 2 Oh Yahveh, he oído tu fama; he considerado tu obra, oh Yahveh. ¡Avívala en medio de los tiempos; en medio de los tiempos hazla conocer! En medio de la ira acuérdate de tener misericordia .
(Zacarías 1:12) 12 Entonces el ángel de Yahveh se expresó diciendo: “Oh Yahveh de los Ejércitos, ¿hasta cuándo no tendrás compasión de Jerusalén y de las ciudades de Judá contra las cuales has estado airado durante setenta años?”
(Zacarías 10:6) 6 “Porque yo fortaleceré la casa de Judá y libraré la casa de José. Los haré volver, porque tendré misericordia de ellos. Serán como si no los hubiera rechazado, porque yo soy Yahveh su Dios que les oiré.

Splanchnizomai (12/12) (#4697)
(S. Mateo 9:36) 36 Y cuando vio las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban acosadas y desamparadas como ovejas que no tienen pastor.
(S. Mateo 14:14) 14 Cuando Jesús salió, vio la gran multitud y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que entre ellos estaban enfermos.
(S. Mateo 15:32) 32 Jesús llamó a sus discípulos y dijo: –Tengo compasión de la multitud, porque ya hace tres días que permanecen conmigo y no tienen qué comer. No quiero despedirlos en ayunas, no sea que se desmayen en el camino.
(S. Mateo 18:27) 27 El señor de aquel siervo, movido a compasión, le soltó y le perdonó la deuda.
(S. Mateo 20:34) 34 Entonces Jesús, conmovido dentro de sí, les tocó los ojos; y de inmediato recobraron la vista y le siguieron.
(S. Marcos 1:41) 41 Jesús, movido a compasión, extendió la mano, le tocó y le dijo: – Quiero; sé limpio.
(S. Marcos 6:34) 34 Cuando Jesús salió, vio una gran multitud y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor. Entonces comenzó a enseñarles muchas cosas.
(S. Marcos 8:2) 2 –Tengo compasión de la multitud, porque ya hace tres días que permanecen conmigo y no tienen qué comer.
(S. Marcos 9:22) 22 Muchas veces le echa en el fuego o en el agua para matarlo; pero si puedes hacer algo, ¡ten misericordia de nosotros y ayúdanos!
(S. Lucas 7:13) 13 Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella y le dijo: –No llores.
Splancha (2/11) (#4698) “entrañas ”
(S. Lucas 1:78) 78 a causa de la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que la luz de la aurora nos visitará de lo alto;
(A los Filipenses 1:8) 8 Pues Dios me es testigo de cómo os a ñoro a todos vosotros con el profundo amor de Cristo Jesús.

Sumpatheo (1/2) (#4834)
(A los Hebreos 4:15) 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no puede compadecerse de nuestras debilidades, pues él fue tentado en todo igual que nosotros, pero sin pecado.

Metriopateo (1/1) (#3356)
(A los Hebreos 5:2) 2 El puede sentir compasión de los ignorantes y de los extraviados, ya que él también está rodeado de debilidad.

Concordancia – Inicio