Concordancia_12

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

 

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

creador (sabio)

Bara (48/55)
(Génesis 1:1) 1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
(Génesis 1:21) 21 Y creó Dios los grandes animales acuáticos, todos los seres vivientes que se desplazan y que las aguas produjeron, según su especie, y toda ave alada según su especie. Vio Dios que esto era bueno,
(Génesis 1:27) 27 Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.
(Génesis 2:3-4) 3 Por eso Dios bendijo y santificó el séptimo día, porque en él reposó de toda su obra de creación que Dios había hecho. 4 Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra, cuando fueron creados. Cuando Yahveh Dios hizo la tierra y los cielos,
(Génesis 5:1-2) 1 Este es el libro de los descendientes de Adán: Cuando Dios creó al hombre, lo hizo a semejanza de Dios. 2 Hombre y mujer los creó, y los bendijo. Y el día que fueron creados, llamó el nombre de ellos Hombre.
(Génesis 6:7) 7 Y dijo Yahveh: “Arrasaré de la faz de la tierra los hombres que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo; porque lamento haberlos hecho.”
(Éxodo 34:10) 10 Yahveh le dijo: –He aquí, yo hago un pacto frente a todo tu pueblo: Haré maravillas como nunca fueron hechas en toda la tierra y en ninguna de las naciones. Todo el pueblo, en medio del cual estás, verá la obra de Yahveh; porque algo temible haré para con vosotros.
(Números 16:30) 30 Pero si Yahveh hace algo nuevo y la tierra abre su boca y se los traga, junto con todo lo que les pertenece, y descienden vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres han menospreciado a Yahveh.
(Deuteronomio 4:32) 32 “Pues pregunta, por favor, a los días antiguos que te antecedieron, desde el día que Dios creó al hombre sobre la tierra, y desde un extremo del cielo hasta el otro, si se ha hecho cosa semejante a esta gran cosa, o si se ha oído de otra como ella.
(Salmos 51:10) 10 Crea en mí, oh Dios, un corazón puro y renueva un espíritu firme dentro de mí.
(Salmos 89:12) 12 Al norte y al sur, tú los creaste; el Tabor y el Hermón cantarán a tu nombre.
(Salmos 102:18) 18 Sea escrito esto para la generación venidera, y un pueblo que será creado alabará a Yahveh.
(Salmos 104:30) 30 Envías tu hálito, y son creados; y renuevas la superficie de la tierra.
(Salmos 148:5) 5 Alaben el nombre de Yahveh, porque él mandó, y fueron creados.
(Eclesiastés 12:1) 1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud: antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: “No tengo en ellos contentamiento”;
(Isaías 4:5) 5 Entonces sobre todo lugar del monte Sion y sobre sus asambleas, Yahveh creará nube y humo de día, y resplandor de fuego llameante de noche. Porque sobre todos habrá una cubierta de gloria,
(Isaías 40:26) 26 Levantad en alto vuestros ojos y mirad quién ha creado las estrellas. El saca y cuenta al ejército de ellas; a todas llama por su nombre. Por la grandeza de su vigor y el poder de su fuerza, ninguna faltará.”
(Isaías 40:28) 28 ¿No lo has sabido? ¿No has oído que Yahveh es el Dios eterno que creó los confines de la tierra? No se cansa ni se fatiga, y su entendimiento es insondable.
(Isaías 41:20) 20 para que vean y conozcan; para que juntos reflexionen y entiendan que la mano de Yahveh ha hecho esto, y que el Santo de Israel lo ha creado.
(Isaías 42:5) 5 Así dice Dios Yahveh, el que crea los cielos y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos, y el que da respiración al pueblo que está en ella y aliento a los que andan por ella:
(Isaías 43:1) 1 Pero ahora, así ha dicho Yahveh, el que te creó, oh Jacob; el que te formó, oh Israel: “No temas, porque yo te he redimido. Te he llamado por tu nombre; tú eres mío.
(Isaías 43:7) 7 A cada uno que es llamado según mi nombre y a quien he creado para mi gloria, yo lo formé. Ciertamente yo lo hice.
(Isaías 43:15) 15 Yo soy Yahveh, el Santo vuestro, el Creador de Israel, vuestro Rey.”
(Isaías 45:7-8) 7 Yo soy quien forma la luz y crea las tinieblas, quien hace la paz y crea la adversidad. Yo, Yahveh, soy quien hace todas estas cosas.’ 8 “Destilad, oh cielos, desde arriba; derramen justicia las nubes. Abrase la tierra, brote la salvación y juntamente crezca la justicia. Yo, Yahveh, lo he creado.”
(Isaías 45:12) 12 Yo hice la tierra y creé sobre ella al hombre. Yo, mis manos, extendieron los cielos, y a todo su ejército mandé.
(Isaías 45:18) 18 Porque así ha dicho Yahveh –el que ha creado los cielos, él es Dios; el que formó la tierra y la hizo, él la estableció; no la creó para que estuviera vacía, sino que la formó para que fuera habitada–: “Yo soy Yahveh, y no hay otro.
(Isaías 48:7) 7 Hoy han sido creadas, y no en el pasado. No habías oído de ellas antes de este día, para que no digas: “He aquí que yo lo sabía.’
(Isaías 54:16) 16 He aquí, yo he creado al herrero que sopla los carbones en el fuego y que saca una herramienta para su trabajo; también yo he creado al destructor para destruir.
(Isaías 57:19) 19 Yo soy el que crea fruto de labios: ¡Paz, paz para el que está lejos y para el que está cerca!, dice Yahveh. Yo lo sanaré.
(Isaías 65:17-18) 17 Porque he aquí que yo creo cielos nuevos y tierra nueva. No habrá más memoria de las cosas primeras, ni vendrán más al pensamiento. 18 Más bien, gozaos y alegraos para siempre en las cosas que yo he creado. Porque he aquí que yo he creado a Jerusalén para alegría, y a su pueblo para gozo.
(Jeremías 31:22) 22 ¿Hasta cuándo andarás de un lado para otro, oh hija rebelde? Pues Yahveh hará una novedad en la tierra: La mujer rodeará al hombre.”
(Ezequiel 21:30) 30 ¿Ha de volver a su vaina? En el lugar donde fuiste creado, en tu tierra de origen, allí te juzgaré.
(Ezequiel 28:13) 13 Estabas en el Edén, el jardín de Dios. Tu vestidura era de toda clase de piedras preciosas: rubí, topacio, diamante, crisólito, ónice, jaspe, zafiro, turquesa y berilo. Y de oro era la hechura de tus encajes y de tus engastes. En el día que fuiste creado fueron preparadas.
(Ezequiel 28:15) 15 Eras perfecto en tus caminos desde el d ía en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad.

Asah (88/2618)
(Génesis 1:7) 7 E hizo Dios la bóveda, y separó las aguas que están debajo de la bóveda, de las aguas que están sobre la bóveda. Y fue así.
(Génesis 1:16) 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para dominar en el día, y la lumbrera menor para dominar en la noche. Hizo también las estrellas.
(Génesis 1:25-26) 25 Hizo Dios los animales de la tierra según su especie, el ganado según su especie y los reptiles de la tierra según su especie. Y vio Dios que esto era bueno. 26 Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra.”
(Génesis 1:31) 31 Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del sexto día.
(Génesis 2:2-4) 2 El séptimo día Dios había terminado la obra que hizo, y reposó en el séptimo día de toda la obra que había hecho. 3 Por eso Dios bendijo y santificó el séptimo día, porque en él reposó de toda su obra de creación que Dios había hecho. 4 Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra, cuando fueron creados. Cuando Yahveh Dios hizo la tierra y los cielos,
(Génesis 2:18) 18 Dijo además Yahveh Dios: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea.”
(Génesis 3:1) 1 Entonces la serpiente, que era el más astuto de todos los animales del campo que Yahveh Dios había hecho, dijo a la mujer: –¿De veras Dios os ha dicho: “No comáis de ningún árbol del jardín”?
(Génesis 3:21) 21 Luego Yahveh Dios hizo vestidos de piel para Adán y para su mujer, y los vistió.
(Génesis 5:1) 1 Este es el libro de los descendientes de Adán: Cuando Dios creó al hombre, lo hizo a semejanza de Dios.
(Génesis 6:6-7) 6 Entonces Yahveh lamentó haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7 Y dijo Yahveh: “Arrasaré de la faz de la tierra los seres que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo; porque lamento haberlos hecho.”
(Génesis 7:4) 4 Porque después de siete días yo haré llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, y arrasaré de la faz de la tierra todo ser viviente que he hecho .”
(Génesis 9:6) 6 El que derrame sangre de hombre, su sangre será derramada por hombre; porque a imagen de Dios él hizo al hombre.
(Éxodo 20:11) 11 Porque en seis días Yahveh hizo los cielos, la tierra y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó en el séptimo día. Por eso Yahveh bendijo el día del sábado y lo santificó.
(Deuteronomio 32:15) 15 “Jesurún se engordó y dio coces. (Te hiciste gordo, grueso y rollizo.) Y abandonó al Dios que lo hizo ; desdeñó a la Roca de su salvación.
(2 de los Reyes 19:15) 15 Y Ezequías oró delante de Yahveh y dijo: “Oh Yahveh Dios de Israel, que tienes tu trono entre los querubines: Sólo tú eres el Dios de todos los reinos de la tierra; tú has hecho los cielos y la tierra.
(1 de Crónicas 16:26) 26 porque todos los dioses de los pueblos son ídolos, pero Yahveh hizo los cielos.
(2 de Crónicas 2:12) 12 E Hiram añadió: ¡Bendito sea Yahveh Dios de Israel, que hizo los cielos y la tierra y que dio al rey David un hijo sabio que conoce la cordura y el entendimiento, y que ha de edificar una casa para Yahveh y una casa real para sí.
(Nehemías 9:6) 6 “Tú eres Yahveh; tú hiciste los cielos, los cielos de los cielos y todo su ejército, la tierra y todo lo que hay en ella, los mares y todo lo que en ellos hay. Tú sostienes con vida a todos; los ejércitos de los cielos te adoran.
(Job 4:17) 17 “¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más puro que su Hacedor?
(Job 9:9) 9 El hizo la Osa Mayor, el Orión, las Pléyades y las constelaciones del sur.
(Job 10:8-9) 8 Tus manos me formaron y me hicieron, ¿y después, cambiando, me destruyes? 9 Acuérdate, por favor, de que tú me formaste como al barro, y que me harás volver al polvo.
(Job 28:25) 25 Cuando él le dio peso al viento y determinó la medida de las aguas, 26 cuando le dio estatuto a la lluvia y camino a relámpagos y truenos,
(Job 31:15) 15 El que me hizo a mí en el vientre, ¿no lo hizo también a él? ¿No nos formó uno mismo en la matriz?
(Job 33:4) 4 El Espíritu de Dios me hizo; el aliento del Todopoderoso me da vida.
(Job 40:15) 15 He allí el Behemot, al cual yo hice junto contigo. Come hierba como el buey.
(Job 40:19) 19 Es una obra maestra de Dios. Sólo su Hacedor le puede acercar su espada.
(Salmos 33:6) 6 Por la palabra de Yahveh fueron hechos los cielos; todo el ejército de ellos fue hecho por el soplo de su boca.
(Salmos 86:9) 9 Vendrán todas las naciones que hiciste y adorarán, oh Señor, delante de ti. Glorificarán tu nombre,
(Salmos 95:5-6) 5 Suyo es el mar, pues él lo hizo; y sus manos formaron la tierra seca. 6 ¡Venid, adoremos y postrémonos! Arrodillémonos delante de Yahveh, nuestro Hacedor.
(Salmos 96:5) 5 porque todos los dioses de los pueblos son ídolos, pero Yahveh hizo los cielos.
(Salmos 100:3) 3 Reconoced que Yahveh es Dios; él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos. Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.
(Salmos 104:4) 4 que hace a los vientos sus mensajeros, y a las llamas de fuego sus servidores.
(Salmos 104:24) 24 ¡Cuán numerosas son tus obras, oh Yahveh! A todas las hiciste con sabiduría; la tierra está llena de tus criaturas.
(Salmos 115:15) 15 Benditos seáis de Yahveh, quien hizo los cielos y la tierra.
(Salmos 118:24) 24 Este es el día que hizo Yahveh; nos gozaremos y nos alegraremos en él.
(Salmos 119:73) 73 Tus manos me hicieron y me formaron; hazme entender, para que yo aprenda tus mandamientos.
(Salmos 121:2) 2 Mi socorro viene de Yahveh, que hizo los cielos y la tierra.
(Salmos 124:8) 8 Nuestro socorro está en el nombre de Yahveh, que hizo los cielos y la tierra.
(Salmos 134:3) 3 Yahveh, que hizo los cielos y la tierra, te bendiga desde Sion.
(Salmos 136:5) 5 Al que con entendimiento hizo los cielos: ¡Porque para siempre es su misericordia!
(Salmos 136:7) 7 Al que hizo los grandes astros luminosos: ¡Porque para siempre es su misericordia!
(Salmos 146:6) 6 quien hizo los cielos, la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; quien guarda la verdad para siempre;
(Salmos 149:2) 2 Alégrese Israel en su Hacedor; gócense en su Rey los hijos de Sion.
(Proverbios 8:26) 26 No había hecho aún la tierra ni los campos, ni la totalidad del polvo del mundo.
(Proverbios 17:5) 5 El que se mofa del pobre afrenta a su Hacedor, y el que se alegra por su calamidad no quedará impune.
(Proverbios 22:2) 2 El rico y el pobre tienen esto en común: A todos ellos los hizo Yahveh.
(Eclesiastés 3:11) 11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; también ha puesto eternidad en el corazón de ellos, de modo que el hombre no alcanza a comprender la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.
(Eclesiastés 7:29) 29 Mira, he hallado sólo esto: que Dios hizo al hombre recto, pero los hombres se han buscado muchas otras razones.”
(Eclesiastés 11:5) 5 Como tú no comprendes cómo entra el espíritu a los huesos en el vientre de la mujer encinta, así no comprenderás la obra de Dios, quien hace todas las cosas.
(Isaías 17:7) 7 En aquel día mirará el hombre a su Hacedor, y sus ojos contemplarán al Santo de Israel.
(Isaías 27:11) 11 Cuando sus ramas se secan, son quebradas; luego las mujeres vienen y las hacen arder. Porque éste es un pueblo sin entendimiento. Por tanto, su Hacedor no tendrá de él misericordia; el que lo formó no se compadecerá.
(Isaías 29:16) 16 ¡Cómo trastornáis las cosas! ¿Acaso el alfarero será considerado como el barro? ¿Acaso lo que ha sido hecho dirá de quien lo hizo: “El no me hizo” ? ¿Dirá lo que ha sido formado del que lo formó: “El no tiene entendimiento”?
(Isaías 37:16) 16 “Oh Yahveh de los Ejércitos, Dios de Israel, que tienes tu trono entre los querubines: Sólo tú eres el Dios de todos los reinos de la tierra; tú has hecho los cielos y la tierra.
(Isaías 41:4) 4 ¿Quién ha hecho y realizado esto, llamando a las generaciones desde el principio? Yo Yahveh soy el primero, y yo mismo estoy con los últimos.”
(Isaías 41:20) 20 para que vean y conozcan; para que juntos reflexionen y entiendan que la mano de Yahveh ha hecho esto, y que el Santo de Israel lo ha creado.
(Isaías 43:7) 7 A cada uno que es llamado según mi nombre y a quien he creado para mi gloria, yo lo formé. Ciertamente yo lo hice.
(Isaías 43:19) 19 He aquí que yo hago una cosa nueva; pronto surgirá. ¿No la conoceréis? Otra vez os haré un camino en el desierto, y ríos en el sequedal.
(Isaías 44:2) 2 Así ha dicho Yahveh, tu Hacedor, el que te formó desde el vientre y el que te ayudará: No temas, oh siervo mío Jacob; y tú, oh Jesurún, a quien yo escogí.
(Isaías 44:24) 24 Así ha dicho Yahveh, tu Redentor; el que te formó desde el vientre: “Yo, Yahveh, hago todas las cosas. Yo solo despliego los cielos y extiendo la tierra, sin la ayuda de nadie.
(Isaías 45:7) 7 Yo soy quien forma la luz y crea las tinieblas, quien hace la paz y crea la adversidad. Yo, Yahveh, soy quien hace todas estas cosas.’
(Isaías 45:9) 9 ¡Ay del que contiende con su Hacedor, siendo nada más que un pedazo de tiesto entre los tiestos de tierra! ¿Dirá el barro al que le da forma: “¿Qué haces ?” o “Tu obra no tiene asas”?
(Isaías 45:12) 12 Yo hice la tierra y creé al hombre sobre ella. Son mis propias manos las que han desplegado los cielos, y soy yo quien ha dado órdenes a todo su ejército.
(Isaías 45:18) 18 Porque así ha dicho Yahveh –el que ha creado los cielos, él es Dios; el que formó la tierra y la hizo, él la estableció; no la creó para que estuviera vacía, sino que la formó para que fuera habitada–: “Yo soy Yahveh, y no hay otro.
(Isaías 46:4) 4 Hasta vuestra vejez yo seré el mismo, y hasta las canas yo os sostendré. Yo lo he hecho así, y os seguiré llevando. Yo os sostendré y os libraré.
(Isaías 51:13) 13 ¿Te has olvidado ya de Yahveh, tu Hacedor, que desplegó los cielos y puso los fundamentos de la tierra, para que continuamente y todo el día temas la furia del opresor, cuando se dispone a destruir? Pero, ¿dónde está la furia del opresor?
(Isaías 54:5) 5 Porque tu marido es tu Hacedor; Yahveh de los Ejércitos es su nombre. Tu Redentor, el Santo de Israel, será llamado Dios de toda la tierra.
(Isaías 57:16) 16 Porque no he de contender para siempre, ni para siempre he de estar airado, pues se desmayaría delante de mí el espíritu y las almas que he creado.
(Isaías 66:2) 2 Mi mano hizo todas estas cosas; es así como todas estas cosas llegaron a existir, dice Yahveh. Pero a éste miraré con aprobación: al que es humilde y contrito de espíritu, y que tiembla ante mi palabra.
(Isaías 66:22) 22 Porque como permanecerán delante de mí los cielos nuevos y la tierra nueva que yo haré, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre, dice Yahveh.
(Jeremías 10:12-13) 12 El hizo la tierra con su poder; estableció el mundo con su sabiduría y extendió los cielos con su inteligencia. 13 Cuando él emite su voz, se produce un tumulto de aguas en los cielos. El hace subir la neblina desde los extremos de la tierra. Hace los relámpagos para la lluvia y saca el viento de sus depósitos.”
(Jeremías 14:22) 22 ¿Hay entre las vanidades de las naciones quienes hagan llover? ¿Acaso los cielos dan lluvia por sí solos? ¿No eres tú, oh Yahveh, nuestro Dios? En ti, pues, pondremos nuestra esperanza, porque tú has hecho todas estas cosas.
(Jeremías 27:5) 5 Con mi gran poder y mi brazo extendido hice la tierra, al hombre y a los animales que están sobre la faz de la tierra, y la he dado a quien me place.
(Jeremías 32:17) 17 “¡Oh Señor Yahveh! He aquí que tú has hecho el cielo y la tierra con tu gran poder y con tu brazo extendido. Nada hay que sea difícil para ti.
(Jeremías 33:2) 2 “Así ha dicho Yahveh, quien hizo la tierra, Yahveh que la formó para afirmarla –Yahveh es su nombre–:
(Ezequiel 18:31) 31 Echad de vosotros todas vuestras transgresiones que habéis cometido, y adquirid un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué habréis de morir, oh casa de Israel?
(Oseas 8:14) 14 “Israel olvidó a su Hacedor y edificó mansiones, y Judá multiplicó ciudades fortificadas. Pero enviaré fuego a sus ciudades, el cual devorará sus palacios.”
(Amós 4:13) 13 Porque he aquí, el que forma las montañas y crea el viento y revela al hombre su pensamiento, el que hace a la aurora tinieblas y pisa sobre las alturas de la tierra, ¡Yahveh Dios de los Ejércitos es su nombre!
(Amós 5:8) 8 buscad al que hizo las Pléyades y el Orión, que a las tinieblas convierte en mañana, y que hace oscurecer el día hasta que se hace noche. Buscad al que llama a las aguas del mar y las derrama sobre la superficie de la tierra. ¡Yahveh es su nombre!
(Jonás 1:9) 9 El respondió: –Soy hebreo y temo a Yahveh, Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra.

Yatsar (38/62)
(Génesis 2:7-8) 7 Entonces Yahveh Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente. 8 Y plantó Yahveh Dios un jardín en Edén, en el oriente, y puso allí al hombre que había formado.
(Génesis 2:19) 19 Yahveh Dios, pues, formó de la tierra todos los animales del campo y todas las aves del cielo, y los trajo al hombre para ver cómo los llamaría. Lo que el hombre llamó a los animales, ése es su nombre.
(2 de los Reyes 19:25) 25 ¿Acaso no lo has oído? Hace mucho tiempo que lo determiné; desde los días de la antigüedad lo dispuse. Y ahora he hecho que suceda, para hacer de las ciudades fortificadas montones de ruinas.
(Salmos 33:15) 15 El que formó el corazón de todos ellos comprende todas sus obras.
(Salmos 74:17) 17 Tú fijaste todas las fronteras de la tierra. El verano y el invierno, tú los formaste.
(Salmos 94:9) 9 El que puso el oído, ¿no oirá? El que formó el ojo, ¿no verá?
(Salmos 95:5) 5 Suyo es el mar, pues él lo hizo; y sus manos formaron la tierra seca.
(Salmos 104:26) 26 Sobre él van los navíos; allí está el Leviatán que hiciste para que jugase en él.
(Salmos 139:16) 16 Tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro estaba escrito todo aquello que a su tiempo fue formado, sin faltar nada de ello.
(Isaías 27:11) 11 Cuando sus ramas se secan, son quebradas; luego las mujeres vienen y las hacen arder. Porque éste es un pueblo sin entendimiento. Por tanto, su Hacedor no tendrá de él misericordia; el que lo formó no se compadecerá.
(Isaías 29:16) 16 ¡Cómo trastornáis las cosas! ¿Acaso el alfarero será considerado como el barro? ¿Acaso lo que ha sido hecho dirá de quien lo hizo: “El no me hizo”? ¿Dirá lo que ha sido formado del que lo formó: “El no tiene entendimiento”?
(Isaías 37:26) 26 ” “¿Acaso no lo has oído? Hace mucho tiempo que lo determiné; desde los días de la antigüedad lo dispuse. Y ahora he hecho que suceda para hacer de las ciudades fortificadas montones de ruinas.
(Isaías 43:1) 1 Pero ahora, así ha dicho Yahveh, el que te creó, oh Jacob; el que te formó, oh Israel: “No temas, porque yo te he redimido. Te he llamado por tu nombre; tú eres mío.
(Isaías 43:7) 7 A cada uno que es llamado según mi nombre y a quien he creado para mi gloria, yo lo formé. Ciertamente yo lo hice.
(Isaías 43:21) 21 Este es el pueblo que yo he formado para mí; ellos proclamarán mi alabanza.
(Isaías 44:21) 21 “Acuérdate de estas cosas, oh Jacob; y tú, oh Israel, porque eres mi siervo. Yo te formé; tú eres mi siervo. Oh Israel, no me olvides.
(Isaías 44:24) 24 Así ha dicho Yahveh, tu Redentor; el que te formó desde el vientre: “Yo, Yahveh, hago todas las cosas. Yo solo despliego los cielos y extiendo la tierra, sin la ayuda de nadie.
(Isaías 45:7) 7 Yo soy quien forma la luz y crea las tinieblas, quien hace la paz y crea la adversidad. Yo, Yahveh, soy quien hace todas estas cosas.’
(Isaías 45:9) 9 ¡Ay del que contiende con su Hacedor, siendo nada más que un pedazo de tiesto entre los tiestos de tierra! ¿Dirá el barro al que le da forma: “¿Qué haces?” o “Tu obra no tiene asas”?
(Isaías 45:11) 11 Así ha dicho Yahveh, el Santo de Israel y su Hacedor: “¿Me pediréis señales acerca de mis hijos, o me daréis órdenes respecto a la obra de mis manos?
(Isaías 45:18) 18 Porque así ha dicho Yahveh –el que ha creado los cielos, él es Dios; el que formó la tierra y la hizo, él la estableció; no la creó para que estuviera vacía, sino que la formó para que fuera habitada–: “Yo soy Yahveh, y no hay otro.
(Isaías 46:11) 11 Yo llamo desde el oriente al ave de rapiña, y de tierra lejana al hombre que llevará a cabo mi plan. Yo hablé, y yo haré que suceda. Lo he planeado y también lo haré.
(Isaías 49:5) 5 Y ahora Yahveh –quien me formó desde el vientre para ser su siervo, a fin de hacer que Jacob volviese a él y lograr que Israel se adhiriera a él, pues yo soy estimado en los ojos de Yahveh, y mi Dios es mi fortaleza–
(Isaías 64:8) 8 Pero ahora, oh Yahveh, tú eres nuestro Padre. Nosotros somos el barro, y tú eres nuestro alfarero; todos nosotros somos la obra de tus manos.
(Jeremías 1:5) 5 –Antes que yo te formase en el vientre, te conocí; y antes que salieses de la matriz, te consagré y te di por profeta a las naciones.
(Jeremías 10:16) 16 No es como ellos la Porción de Jacob; porque él es el Hacedor de todo, e Israel es la tribu de su heredad. ¡Yahveh de los Ejércitos es su nombre!
(Jeremías 18:6) 6 “¿No podré yo hacer con vosotros como hace este alfarero, oh casa de Israel?, dice Yahveh. He aquí que vosotros sois en mi mano como el barro en la mano del alfarero, oh casa de Israel.
(Jeremías 33:2) 2 “Así ha dicho Yahveh, quien hizo la tierra, Yahveh que la formó para afirmarla –Yahveh es su nombre–:
(Amós 4:13) 13 Porque he aquí, el que forma las montañas y crea el viento y revela al hombre su pensamiento, el que hace a la aurora tinieblas y pisa sobre las alturas de la tierra, ¡Yahveh Dios de los Ejércitos es su nombre!
(Amós 7:1) 1 Así me mostró el Señor Yahveh: He aquí que él formaba un enjambre de langostas cuando comenzaba a brotar el heno tardío, después de la siega del rey.
(Zacarías 12:1) 1 Profecía: La palabra de Yahveh acerca de Israel. Yahveh, que extiende los cielos, que pone los cimientos de la tierra y forma el espíritu del hombre dentro de él, dice:

Atsab (1/17)
(Job 10:8) 8 Tus manos me formaron y me hicieron, ¿y después, cambiando, me destruyes?

Chil (3/50)
(Deuteronomio 32:18) 18 Te has olvidado de la Roca que te procreó ; te has olvidado del Dios que te hizo nacer.
(Job 26:13) 13 Con su soplo despejó los cielos, y su mano creó a la serpiente furtiva.
(Salmos 90:2) 2 Antes que naciesen los montes y dieses a luz la tierra y el mundo, desde la eternidad hasta la eternidad, tú eres Dios.

Paal (1/57)
(Job 36:3) 3 Desde lejos traeré mi saber, y atribuiré justicia a mi Hacedor.

Otros Versículos
(Salmos 8:3) 3 Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has establecido,
(Salmos 33:9) 9 Porque él dijo, y fue; él mandó, y se levantó.
(Salmos 74:16) 16 Tuyo es el día, tuya es también la noche; tú estableciste la luna y el sol.
(Jeremías 31:35) 35 Así ha dicho Yahveh, quien da el sol para luz del día, y la luna y las estrellas para luz de la noche, el que agita el mar de manera que rugen sus olas –Yahveh de los Ejércitos es su nombre–:
(2 a los Corintios 4:6) 6 Porque el Dios que dijo: “La luz resplandecerá de las tinieblas” es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.
(A los Hebreos 11:3) 3 Por la fe comprendemos que el universo fue constituido por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Ktizo (14/14)
(S. Marco 13:19) 19 porque aquellos días serán de tribulación, cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá.
(A los Romanos 1:25) 25 Ellos cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y veneraron y rindieron culto a la creación antes que al Creador, ¡quien es bendito para siempre! Amén.
(1 a los Corintios 11:9) 9 Además, el hombre no fue creado a causa de la mujer, sino la mujer a causa del hombre.
(A los Efesios 2:10) 10 Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
(A los Efesios 2:15) 15 y abolió la ley de los mandamientos formulados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos hombres un solo hombre nuevo, haciendo así la paz.
(A los Efesios 3:9) 9 y para aclarar a todos cuál es la administración del misterio que desde la eternidad había estado escondido en Dios, quien creó todas las cosas.
(A los Efesios 4:24) 24 y vestíos del nuevo hombre que ha sido creado a semejanza de Dios en justicia y santidad de verdad.
(A los Colosenses 1:16) 16 porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o autoridades. Todo fue creado por medio de él y para él.
(A los Colosenses 3:10) 10 y os habéis vestido del nuevo, el cual se renueva para un pleno conocimiento, conforme a la imagen de aquel que lo creó.
(1 a Timoteo 4:3) 3 Prohibirán casarse y mandarán abstenerse de los alimentos que Dios creó para que, con acción de gracias, participasen de ellos los que creen y han conocido la verdad.
(Apocalipsis 4:11) 11 “Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas .”
(Apocalipsis 10:6) 6 y juró por el que vive para siempre jamás, quien creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que est án en él: “Ya no hay más tiempo,

Ktsis (4/19)
(S. Marcos 10:6) 6 Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y mujer.
(S. Marcos 13:19) 19 Porque aquellos días serán de tribulación como nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta ahora, ni habrá jamás.
(A los Romanos 1:20) 20 Porque lo invisible de él –su eterno poder y deidad– se deja ver desde la creación del mundo, siendo entendido en las cosas creadas; de modo que no tienen excusa.
(2 a los Corintios 5:17) 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Ktistees (1/17)
(1 de S. Pedro 4:19) 19 Por eso, los que sufren según la voluntad de Dios, que encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.

Plasso (2/2)
(A los Romanos 9:20) 20 Antes que nada, oh hombre, ¿quién eres tú para que contradigas a Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: “¿Por qué me hiciste así?”
(1 a Timoteo 2:13) 13 Pues Adán fue formado primero; después, Eva.

Demiourgos (1/1)
(A los Hebreos 11:10) 10 porque esperaba la ciudad que tiene cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

Pioeo (6/576)
(S. Marcos 10:6) 6 Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y mujer.
(S. Juan 4:46) 46 Vino, pues, Jesús otra vez a Caná de Galilea donde había convertido el agua en vino. Había un oficial del rey cuyo hijo estaba enfermo en Capernaúm.
(Hechos de los Apóstoles 4:24) 24 Cuando ellos lo oyeron, de un solo ánimo alzaron sus voces a Dios y dijeron: “Soberano, tú eres el que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay,
(Hechos de los Apóstoles 14:15) 15 y diciendo: –Hombres, ¿por qué hacéis estas cosas? Nosotros también somos hombres de la misma naturaleza que vosotros, y os anunciamos las buenas nuevas para que os convirtáis de estas vanidades al Dios vivo que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos.
(Hechos de los Apóstoles 17:24) 24 Este es el Dios que hizo el mundo y todas las cosas que hay en él. Y como es Señor del cielo y de la tierra, él no habita en templos hechos de manos,
(A los Hebreos 1:2) 2 en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por medio de quien, asimismo, hizo las edades.

Concordancia – Inicio