Concordancia_13

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

declaraciones acerca de Dios en el libro de Jeremías

Jer.1:4-5 Vino a mí la palabra de Yahveh, diciendo: 5 –Antes que yo te formase en el vientre, te conocí; y antes que salieses de la matriz, te consagré y te di por profeta a las naciones.

Jer.1:8-9 No tengas temor de ellos, porque yo estaré contigo para librarte, dice Yahveh. 9 Entonces Yahveh extendió su mano y tocó mi boca. Y me dijo Yahveh: –He aquí, pongo mis palabras en tu boca.

Jer.1:19 Lucharán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estaré contigo para librarte, dice Yahveh.

Jer.3:12 Vuelve, oh apóstata Israel, dice Yahveh. No haré caer mi ira sobre vosotros, porque soy misericordioso, dice Yahveh. No guardaré enojo para siempre.

Jer.3:14-15 ¡Volveos, oh hijos rebeldes, porque yo soy vuestro señor!, dice Yahveh. Os tomaré, uno por ciudad y dos por familia, y os traeré a Sion. 15 Os daré pastores según mi corazón, y ellos os pastorearán con conocimiento y discernimiento.

Jer.3:19 ‘Me llamarás Padre Mío y no te apartarás de en pos de m í.’

Jer.3:22-23 –¡Volveos, oh hijos rebeldes, y os sanaré de vuestras rebeliones! –Henos aquí; nosotros venimos a ti, porque tú eres Yahveh nuestro Dios. 23 Ciertamente para engaño son las colinas y el bullicio en los montes. Ciertamente en Yahveh nuestro Dios está la salvación de Israel.

Jer.4:8 … el ardor de la ira de Yahveh no se ha apartado de nosotros.
Jer.5:9 ¿No habré de castigar por esto?, dice Yahveh. ¿No tomará venganza mi alma de una nación como ésta?

Jer.5:22 ¿A mí no me temeréis?, dice Yahveh. ¿No temblaréis delante de mí, que puse la arena como límite del mar, por decreto eterno que no lo podrá traspasar? Se levantarán sus olas, pero no prevalecerán; rugirán, pero no lo pasarán.’

Jer.5:24 ‘Temamos, pues, a Yahveh nuestro Dios, que da en su tiempo la lluvia temprana y la tardía, y nos guarda los tiempos establecidos para la siega.’

Jer.5:29 “¿No habré de castigar por esto?, dice Yahveh. ¿No tomará venganza mi alma de una nación como ésta?

Jer.6:16 Así ha dicho Yahveh: “Deteneos en los caminos y mirad. Preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad en él; y hallaréis descanso para vuestras almas.”

Jer.7:20 Por tanto, así ha dicho el Señor Yahveh: “He aquí que mi furor y mi ira se derraman sobre este lugar, sobre los hombres y sobre los animales, sobre los árboles del campo y sobre los frutos de la tierra. Se encenderá y no se apagará.”

Jer.7:23 Más bien, les mandé esto diciendo: ‘Escuchad mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Andad en todo camino que os he mandado, para que os vaya bien.’

Jer.9:15-17 Por tanto, así ha dicho Yahveh de los Ejércitos, Dios de Israel, he aquí que haré comer ajenjo a este pueblo; les haré beber aguas envenenadas. 16 Los esparciré entre naciones que ni ellos ni sus padres conocieron. Y enviaré tras ellos la espada, hasta que yo los extermine. 17 Así ha dicho Yahveh de los Ejércitos:

Jer.9:24 Más bien, alábese en esto el que se alabe: en entenderme y conocerme que yo soy Yahveh, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra. Porque estas cosas me agradan, dice Yahveh.

Jer.10:6-7 ¡No hay nadie semejante a ti, oh Yahveh! Tú eres grande; grande es tu nombre en poder. 7 ¡Quién no te temerá, oh Rey de las naciones! Porque a ti se te debe temer. Entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay nadie semejante a ti.

Je.10:10 Pero Yahveh es el verdadero Dios; él es el Dios vivo y el Rey eterno. Ante su enojo tiembla la tierra; las naciones no pueden resistir su furor.

Jer.10:12-13 El hizo la tierra con su poder; estableció el mundo con su sabiduría y extendió los cielos con su inteligencia. 13 Cuando él emite su voz, se produce un tumulto de aguas en los cielos. El hace subir la neblina desde los extremos de la tierra. Hace los relámpagos para la lluvia y saca el viento de sus depósitos.”

Jer.10:16 No es como ellos la Porción de Jacob; porque él es el Hacedor de todo, e Israel es la tribu de su heredad. ¡Yahveh de los Ejércitos es su nombre!

Jer.11:6-7 Entonces Yahveh me dijo: –Proclama todas estas palabras en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén, diciendo: “Oíd las palabras de este pacto y ponedlas por obra. 7 Porque bien advertí a vuestros padres el día en que los hice subir de la tierra de Egipto y hasta el día de hoy, advirtiéndoles persistentemente y diciendo: ‘Escuchad mi voz.’

Jer.11:11 Por tanto, así ha dicho Yahveh, he aquí que yo traigo sobre ellos un mal del que no podrán escapar. Clamarán a mí, pero no los escucharé.

Jer.11:17 Yahveh de los Ejércitos, que te plantó, ha decretado el mal contra ti, a causa de la maldad que para sí mismos hicieron los de la casa de Israel y de la casa de Judá, al provocarme a ira quemando incienso a Baal.

Jer.11:20 Pero, oh Yahveh de los Ejércitos, que juzgas con justicia y escudriñas la conciencia y el corazón, deja que yo vea tu venganza contra ellos; porque ante ti he expuesto mi causa.

Jer.12:1-3 –Justo eres tú, oh Yahveh, para que yo contienda contigo. Sin embargo, hablaré contigo sobre cuestiones de derecho. ¿Por qué prospera el camino de los impíos? ¿Por qué tienen tranquilidad todos los que hacen traición? 2 Tú los has plantado, y han echado raíces; crecen y dan fruto. Cercano estás tú de sus bocas, pero lejos de sus conciencias. 3 Sin embargo, oh Yahveh, tú me conoces. Tú me has visto y has probado cómo es mi corazón para contigo. Sepáralos, como a ovejas destinadas para el matadero; apártalos para el día de la matanza.

Jer.12:12 la espada de Yahveh devora desde un extremo de la tierra hasta el otro.

Jer.12:13 a causa del ardor de la ira de Yahveh.

Jer.13:14 Yo los destrozaré, unos contra otros, a los padres y a los hijos a la vez, dice Yahveh. No tendré compasión, no tendré lástima ni tendré misericordia como para no destruirlos.

Jer.14:8-9 Oh Esperanza de Israel, su Salvador en el tiempo de aflicción, ¿por qué has de ser como forastero en la tierra, y como caminante que levanta su tienda sólo para pasar la noche? 9 ¿Por qué has de ser como un hombre atónito o como un valiente que no puede librar? Sin embargo, tú estás entre nosotros, oh Yahveh, y nosotros somos llamados por tu nombre. ¡No nos desampares!

Jer.14:22 ¿Hay entre las vanidades de las naciones quienes hagan llover? ¿Acaso los cielos dan lluvia por sí solos? ¿No eres tú, oh Yahveh, nuestro Dios? En ti, pues, pondremos nuestra esperanza, porque tú has hecho todas estas cosas.

Jer.15:3 Designaré contra ellos cuatro clases de males, dice Yahveh: la espada para matar, los perros para arrastrar, y las aves del cielo y los animales de la tierra para devorar y destruir.

Jer.15:20-21 Te pondré ante este pueblo como un muro fortificado de bronce. Lucharán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estaré contigo para salvarte y librarte, dice Yahveh. 21 Te libraré de la mano de los malos, y te rescataré de la mano de los tiranos.
Jer.16:5 Así ha dicho Yahveh: “No entres en la casa donde haya duelo, ni acudas a lamentar, ni les expreses tu condolencia; porque he quitado de este pueblo mi paz, y asimismo la compasión y la misericordia, dice Yahveh.

Jer.16:14-15 “Por tanto, dice Yahveh, he aquí vienen días en que no se dirá más: ‘¡Vive Yahveh, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto!’, 15 sino: ‘¡Vive Yahveh, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte y de todas las tierras a donde los había desterrado!’ Pues los haré volver a su suelo, el cual di a sus padres.

Jer.16:18-21 18 Pero primero les retribuiré el doble por su iniquidad y por su pecado, porque han profanado mi tierra con los cadáveres de sus cosas detestables y porque sus abominaciones llenaron mi heredad.” 19 Oh Yahveh, fuerza mía y fortaleza mía, mi refugio en el tiempo de la aflicción: A ti vendrán las naciones desde los extremos de la tierra y dirán: “Ciertamente nuestros padres heredaron mentira, vanidad en la que no hay provecho. 20 ¿Ha de hacer el hombre dioses para sí? ¡Pero ésos no son dioses!” 21 “Por tanto, he aquí yo les hago conocer; esta vez sí, les haré conocer mi poder y mi fortaleza. Y sabrán que mi nombre es Yahveh.”

Jer.17:10 Yo, Yahveh, escudriño el corazón y examino la conciencia, para dar a cada hombre según su camino y según el fruto de sus obras. “

Jer.17:12-14 Trono de gloria, sublime desde el principio, es el lugar de nuestro santuario. 13 Oh Yahveh, esperanza de Israel, todos los que te abandonan serán avergonzados, y los que se apartan de ti serán inscritos en el polvo; porque han abandonado a Yahveh, la fuente de aguas vivas.” 14 Sáname, oh Yahveh, y seré sano. Sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza.

Jer.18:5-10 Entonces vino a mí la palabra de Yahveh, diciendo: 6 “¿No podré yo hacer con vosotros como hace este alfarero, oh casa de Israel?, dice Yahveh. He aquí que vosotros sois en mi mano como el barro en la mano del alfarero, oh casa de Israel. 7 En un instante hablaré acerca de una nación o de un reino, como para arrancar, desmenuzar y arruinar. 8 Pero si esa nación de la cual he hablado se vuelve de su maldad, yo desistiré del mal que había pensado hacerle. 9 Y en un instante hablaré acerca de una nación o de un reino, como para edificar y para plantar. 10 Pero si hace lo malo ante mis ojos, no obedeciendo mi voz, desistiré del bien que había prometido hacerle.

Jer.19:11 y les dirás que así ha dicho Yahveh de los Ejércitos: ‘Así quebrantaré a este pueblo y a esta ciudad, como quien quiebra un vaso de barro que no se puede volver a restaurar.

Jer.19:15 “Así ha dicho Yahveh de los Ejércitos, Dios de Israel: ‘He aquí, yo traigo sobre esta ciudad y sobre todas sus aldeas todo el mal que hablé contra ella; porque han endurecido su cerviz para no escuchar mis palabras.’ “

Jer.20:7 Tú me has persuadido (“seducido”), oh Yahveh, y fui persuadido (“seducido”). Fuiste más fuerte que yo, y has prevalecido. Todo el día he sido objeto de risa; cada cual se burla de mí.

Jer.20:11-13 Pero Yahveh está conmigo como poderoso adalid. Por eso los que me persiguen tropezarán y no prevalecerán… 12 Oh Yahveh de los Ejércitos, que escudriñas a los justos y ves la conciencia y el corazón, deja que yo vea tu venganza contra ellos; porque ante ti he expuesto mi causa. 13 Cantad a Yahveh, alabad a Yahveh, porque ha librado el alma del necesitado de la mano de los malhechores.

Jer.21:5-6 Yo mismo combatiré contra vosotros con mano extendida y brazo fuerte, con furor, ira y gran indignación. 6 Heriré a los habitantes de esta ciudad, a los hombres y los animales; por una gran peste morirán.

Jer.23:5-8 “He aquí vienen días, dice Yahveh, en que levantaré a David un Retoño justo. Reinará un Rey que obrará con inteligencia y que practicará el derecho y la justicia en la tierra. 6 En sus días será salvo Judá, e Israel habitará seguro. Y este es el nombre con el cual será llamado: ‘Yahveh, justicia nuestra.’ 7 Por tanto, dice Yahveh, he aquí vienen días en que no dirán más: ‘¡Vive Yahveh, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto!’, 8 sino: ‘¡Vive Yahveh, que hizo subir y trajo a los descendientes de la casa de Israel desde la tierra del norte y desde todas las tierras a donde los había desterrado!’ Y habitarán en su propio suelo. “

Jer.23:20 No se apartará la ira de Yahveh hasta que haya hecho y cumplido los propósitos de su corazón. Al final de los días lo entender éis claramente.

Jer.23:23-24 “¿Acaso soy yo Dios de cerca, y no Dios de lejos?, dice Yahveh. 24 ¿Acaso podrá alguien ocultarse en escondrijos para que yo no lo vea?, dice Yahveh. ¿Acaso no lleno yo el cielo y la tierra?, dice Yahveh.

Jer.23:28-29 El profeta que tenga un sueño, que cuente el sueño; pero el que tenga mi palabra, que hable mi palabra con fidelidad. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo?, dice Yahveh. 29 ¿No es mi palabra como el fuego y como el martillo que despedaza la roca?, dice Yahveh.

Jer.24:6-7 Pondré mis ojos sobre ellos, para bien, y les haré volver a esta tierra. Los edificaré y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. 7 Les daré un corazón para que me conozcan, pues yo soy Yahveh. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios, porque volverán a mí de todo corazón.

Jer.25:6 No me provoquéis a ira con la obra de vuestras manos, y no os haré mal.’

Jer.25:30-31 ‘Yahveh ruge desde lo alto, y da su voz desde su santa habitación. Ruge enfurecido contra su morada; y un grito como el de los que pisan la uva, responderá a todos los habitantes de la tierra. 31 Tal rugido llegará hasta el extremo de la tierra, porque Yahveh tiene litigio contra las naciones. El entra en juicio contra todo mortal; entregará los impíos a la espada,'” dice Yahveh.

Jer.25:37-38 Los apacibles pastizales son devastados a causa del furor de la ira de Yahveh. 38 Cual león, ha dejado su guarida, pues la tierra de ellos se ha convertido en horror a causa de la ira del opresor y a causa del furor de su enojo.

Jer.26:13 Ahora pues, corregid vuestros caminos y vuestras obras, y escuchad la voz de Yahveh vuestro Dios, y Yahveh desistirá del mal que ha hablado contra vosotros.

Jer.27:4-5 Y les mandarás que digan a sus señores que así ha dicho Yahveh de los Ejércitos, Dios de Israel: ‘Así habéis de decir a vuestros señores: 5 Con mi gran poder y mi brazo extendido hice la tierra, al hombre y a los animales que están sobre la faz de la tierra, y la he dado a quien me place.

Jer.29:10-14 Porque así ha dicho Yahveh: “Cuando según mi dicho se cumplan setenta años para Babilonia, os visitaré con mi favor y os cumpliré mi buena promesa de haceros regresar a este lugar. 11 Porque yo sé los planes que tengo acerca de vosotros, dice Yahveh, planes de bienestar y no de mal, para daros porvenir y esperanza. 12 Entonces me invocaréis. Vendréis y oraréis a mí, y yo os escucharé. 13 Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis con todo vuestro corazón. 14 Me dejaré hallar de vosotros, dice Yahveh, y os restauraré de vuestra cautividad. Os reuniré de todas las naciones y de todos los lugares a donde os he expulsado, dice Yahveh. Y os haré volver al lugar de donde hice que os llevaran cautivos. “

Jer.29:17 así ha dicho Yahveh de los Ejércitos: “He aquí, yo envío contra ellos la espada, el hambre y la peste.

Jer.30:7-11 ¡Oh, cuán grande será aquel día; tanto, que no hay otro semejante a él! Será tiempo de angustia para Jacob, pero será librado de él. 8 “Sucederá en aquel día, dice Yahveh de los Ejércitos, que yo quebraré el yugo de sobre su cuello y romperé sus coyundas. Los extraños no volverán a someterlo a servidumbre. 9 Más bien, servirán a Yahveh su Dios y a David su rey, a quien yo levantaré para ellos. 10 “Pero tú no temas, oh siervo mío Jacob, ni desmayes, oh Israel, dice Yahveh. Porque he aquí, yo soy el que te salva desde lejos; y a tu descendencia, de la tierra de su cautividad. Jacob volverá y estará tranquilo; estará confiado, y no habrá quien lo atemorice. 11 Porque yo estoy contigo para salvarte, dice Yahveh. Ciertamente haré exterminio en todas las naciones entre las cuales te he dispersado; pero en ti no haré exterminio, sino que te castigaré con justicia. De ninguna manera te daré por inocente.

Jer.30:21-24 “Uno de ellos será su soberano, y de en medio de ellos saldrá su gobernante. Yo le haré acercarse, y él se llegará a mí. Porque, ¿quién es aquel que arriesga su corazón para acercarse a mí?, dice Yahveh. 22 Vosotros seréis mi pueblo, y yo seré vuestro Dios. 23 “He aquí que el huracán de Yahveh sale con furor. Es un huracán que gira e irrumpe sobre la cabeza de los impíos. 24 No se apartará el ardor de la ira de Yahveh hasta que haya hecho y cumplido los propósitos de su corazón. Al final de los días lo entenderéis.

Jer.31:1-4 “En aquel tiempo, dice Yahveh, yo seré el Dios de todas las familias de Israel; y ellos serán mi pueblo. 2 Así ha dicho Yahveh: Cuando Israel iba en pos de su reposo, el pueblo que había sobrevivido de la espada halló gracia en el desierto.” 3 Yahveh me ha aparecido desde hace mucho tiempo, diciendo: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te he prolongado mi misericordia. 4 Otra vez he de edificarte, y serás edificada, oh virgen de Israel…

Jer.31:9-12 … yo soy un Padre para Israel, y Efraín es mi primogénito. 10 ¡Oh naciones, escuchad la palabra de Yahveh y hacedlo saber en las costas lejanas! Decid: “El que dispersó a Israel lo reunirá y lo guardará, como el pastor guarda su rebaño.” 11 Porque Yahveh ha rescatado a Jacob; lo ha redimido de mano del que es más fuerte que él. 12 Vendrán y darán alabanza en la cumbre de Sion. Correrán hacia la bondad de Yahveh: al grano, al vino nuevo, al aceite y a las crías de las ovejas y de las vacas. Su vida será como huerto de riego; nunca más volver án a languidecer.

Jer.31:18 “Ciertamente yo he oído a Efraín que se lamentaba diciendo: ‘Me azotaste, y fui castigado como novillo indómito. Hazme volver, y volveré; porque tú eres Yahveh mi Dios.

Jer.31:25 Porque he de saciar al alma fatigada, y he de llenar a toda alma que languidece.

Jer.31:33-34 Porque éste será el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Yahveh: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 34 Ya nadie enseñará a su prójimo, ni nadie a su hermano, diciendo: ‘Conoce a Yahveh.’ Pues todos ellos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Yahveh. Porque yo perdonaré su iniquidad y no me acordaré más de su pecado.

Jer.32:17-22 “¡Oh Señor Yahveh! He aquí que tú has hecho el cielo y la tierra con tu gran poder y con tu brazo extendido. Nada hay que sea difícil para ti. 18 Tú haces misericordia a millares, pero retribuyes la maldad de los padres en el seno de sus hijos después de ellos. ¡Oh Dios grande y poderoso, cuyo nombre es Yahveh de los Ejércitos! 19 Grande eres en designios y magnífico en hechos, pues tus ojos están abiertos sobre todos los caminos de los hijos del hombre, para dar a cada uno según sus caminos y según el fruto de sus obras. 20 Has hecho señales y prodigios en la tierra de Egipto, y hasta este día en Israel y entre todos los hombres. Así te has hecho de renombre, como en este día. 21 Sacaste a tu pueblo Israel de la tierra de Egipto, con señales y prodigios, con mano poderosa, con brazo extendido y con gran terror. 22 Y les diste esta tierra, de la cual juraste a sus padres que se la darías: una tierra que fluye leche y miel.
Jer.32:27 “He aquí que yo soy Yahveh, Dios de todo mortal. ¿Habrá alguna cosa difícil para mí?

Jer.32:36-42 Ahora pues, así ha dicho Yahveh Dios de Israel: “Con todo, en cuanto a esta ciudad de la cual decís: ‘En mano del rey de Babilonia será entregada por la espada, por el hambre y por la peste’, 37 he aquí que yo los reuniré de todos los países a los cuales los he expulsado en mi furor, con mi ira y con gran indignación. Los haré volver a este lugar y les haré habitar seguros. 38 Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios. 39 Les daré un solo corazón y un solo camino, a fin de que me teman perpetuamente, para su propio bien y para el bien de sus hijos después de ellos. 40 Haré con ellos un pacto eterno; no desistiré de hacerles bien. Pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. 41 Me regocijaré por causa de ellos al hacerles el bien. Los plantaré en esta tierra con verdad, con todo mi corazón y con toda mi alma.” 42 Porque así ha dicho Yahveh: “Así como traje sobre este pueblo todo este gran mal, así traeré sobre ellos todo el bien que hablo acerca de ellos.

Jer.33:2-3 “Así ha dicho Yahveh, quien hizo la tierra, Yahveh que la formó para afirmarla–Yahveh es su nombre–: 3 ‘Clama a mí, y te responderé; y te revelaré cosas grandes e inaccesibles que tú no conoces.

Jer.33:5-9 he herido con mi furor y con mi ira, pues he escondido mi rostro de esta ciudad a causa de toda su maldad. 6 “He aquí que yo les traeré medicina y sanidad. Yo los sanaré y les revelaré tiempos de paz y de verdad. 7 Restauraré de la cautividad a Judá y a Israel, y los edificaré como al principio. 8 Los limpiaré de toda la maldad con que pecaron contra mí; perdonaré todos sus pecados con que pecaron y se rebelaron contra mí. 9 Y esta ciudad me será motivo de regocijo, de alabanza y de gloria para todas las naciones de la tierra que oirán de todo el bien que yo les haré. Temerán y se estremecerán por todo el bien y por toda la paz que yo les haré.”
Jer.33:11 digan: ‘Alabad a Yahveh de los Ejércitos, porque Yahveh es bueno; porque para siempre es su misericordia.’ Porque restauraré de su cautividad a la tierra, como al principio “, ha dicho Yahveh.

Jer.33:15-16 En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar para David un Retoño de justicia, que practicará el derecho y la justicia en la tierra. 16 En aquellos días será salvo Judá, y Jerusalén habitará segura. Y éste es el nombre con el cual será llamada: ‘Yahveh, justicia nuestra.’

Jer.33:25-26 Así ha dicho Yahveh: Si no he establecido mi pacto con el día y la noche, y si no he puesto las leyes del cielo y de la tierra, 26 entonces desecharé la descendencia de Jacob y a mi siervo David, para no tomar de su descendencia quien gobierne a la descendencia de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque los restauraré de su cautividad y tendré de ellos misericordia.”

Jer.36:7 … grande es el furor y la ira que Yahveh ha expresado contra este pueblo.

Jer.42:18 Porque así ha dicho Yahveh de los Ejércitos, Dios de Israel: Como se derramó mi furor y mi ira sobre los habitantes de Jerusalén, así se derramará mi ira sobre vosotros cuando entréis en Egipto. Seréis objeto de imprecación, de horror, de maldición y de oprobio; y no volveréis a ver este lugar. “

Jer.44:6 Por tanto, se derramó mi ira, y se encendió mi furor en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén; y fueron convertidas en ruina y en desolación, como en este día.

Jer.46:27-28 “Pero tú no temas, oh siervo mío Jacob, ni desmayes, oh Israel. Porque he aquí, yo soy el que te salva desde lejos; y a tu descendencia, de la tierra de su cautividad. Jacob volverá y estará tranquilo; estará confiado, y no habrá quien lo atemorice. 28 “Tú no temas, oh siervo mío Jacob, porque yo estoy contigo, dice Yahveh. Ciertamente haré exterminio en todas las naciones a las cuales te he expulsado; pero en ti no haré exterminio, sino que te castigaré con justicia. De ninguna manera te daré por inocente.”

Jer.50:20 En aquellos días y en aquel tiempo, dice Yahveh, será buscada la maldad de Israel, y no aparecerá; los pecados de Judá, y no serán hallados más. Porque perdonaré al remanente que yo haya dejado.

Jer.50:34 Pero su Redentor es fuerte; Yahveh de los Ejércitos es su nombre. Ciertamente abogará por la causa de ellos para hacer reposar la tierra y turbar a los habitantes de Babilonia.

Jer.51:10-12 Yahveh ha sacado a relucir nuestras justas demandas. ¡Venid y contemos en Sion de la obra de Yahveh nuestro Dios! 11 “Afilad las flechas; embrazad los escudos. Yahveh ha despertado el espíritu de los reyes de Media; porque su propósito es contra Babilonia, para destruirla. Porque es la venganza de Yahveh, la venganza por su templo. 12 “Levantad bandera contra los muros de Babilonia; reforzad la guardia, poned centinelas, disponed las emboscadas. Porque Yahveh ha hecho un plan y realizará lo que ha dicho acerca de los habitantes de Babilonia.

Jer.51:14 Yahveh de los Ejércitos ha jurado por sí mismo, diciendo: ‘Yo te llenaré de hombres como de langostas, y contra ti levantarán grito de victoria.’

Jer.51:19 No es como ellos la Porción de Jacob; porque él es el Hacedor de todo, e Israel es la tribu de su heredad. ¡Yahveh de los Ejércitos es su nombre!

Jer.51:29 La tierra tiembla y se retuerce; porque se ha cumplido todo el plan de Yahveh contra Babilonia, para convertir a Babilonia en una soledad, sin ningún habitante.

Jer.51:56 … Yahveh es un Dios de retribución. Ciertamente él dará la recompensa.

Concordancia – Inicio