Concordancia_37

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

omnisciente

(Job 23:10) 10 Sin embargo, él conoce el camino en que ando; cuando él me haya probado, saldré como oro.
(Job 24:1) 1 ¿Por qué no han sido fijados los tiempos de parte del Todopoderoso? ¿Por qué los que le conocen no vislumbran sus días.
(Job 37:16) 16 ¿Sabes tú cómo flotan las nubes, las maravillas de aquel que es perfecto en conocimiento?
(Salmos 37:18) 18 Yahveh conoce los días de los íntegros, y la heredad de ellos será para siempre.
(Salmos 38:9) 9 Oh Señor, delante de ti están todos mis deseos, y mi gemido no te es oculto.
(Salmos 44:21) 21 ¿no averiguaría esto Dios, quien conoce los secretos del corazón?
(Salmos 50:11) 11 Conozco todas las aves de las alturas, y las criaturas del campo son mías.
(Salmos 103:14) 14 Porque él conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo.
(Salmos 139:1-6) 1 Oh Yahveh, tú me has examinado y conocido. 2 Tú conoces cuando me siento y cuando me levanto; desde lejos entiendes mi pensamiento. 3 Mi caminar y mi acostarme has considerado; todos mis caminos te son conocidos. 4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, y tú, oh Yahveh, ya la sabes toda. 5 Detrás y delante me rodeas y sobre mí pones tu mano. 6 Tal conocimiento me es maravilloso; tan alto que no lo puedo alcanzar.
(Salmos 139:16) 16 Tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro estaba escrito todo aquello que a su tiempo fue formado, sin faltar nada de ello.
(Salmos 147:5) 5 Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; su entendimiento es infinito.
(Proverbios 15:3) 3 Los ojos de Yahveh están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.
(Isaías 40:13-14) 13 ¿Quién ha escudriñado al Espíritu de Yahveh, y quién ha sido su consejero y le ha enseñado? 14 ¿A quién pidió consejo para que le hiciera entender, o le guió en el camino correcto, o le enseñó conocimiento, o le hizo conocer la senda del entendimiento?
(Isaías 41:4) 4 ¿Quién ha hecho y realizado esto, llamando a las generaciones desde el principio? Yo Yahveh soy el primero, y yo mismo estoy con los últimos.”
(Isaías 41:26) 26 ¿Quién lo anunció desde el principio, para que lo supiéramos? ¿Quién lo dijo de antemano, para que dijéramos: “El tenía razón’? Ciertamente no hay quien lo diga, ni quien lo anuncie. Tampoco hay quien oiga vuestras palabras.
(Isaías 46:10) 10 “Yo anuncio lo porvenir desde el principio, y desde la antigÑuedad lo que aún no ha sido hecho. Digo: “Mi plan se realizará, y haré todo lo que quiero.’
(Isaías 48:3-5) 3 “Las cosas primeras las manifesté con anticipación. De mi boca salieron; yo las anuncié. Repentinamente las hice, y llegaron a ser. 4 Porque sé que eres duro, que tu cuello es como un tendón de hierro, y tu frente de bronce. 5 Por eso te lo declaré desde entonces; antes que sucediera te lo anuncié, no sea que digas: “Mi ídolo las hizo; mi imagen tallada y mi imagen de fundición ordenaron estas cosas.’
(Isaías 65:24) 24 Y sucederá que antes que llamen, yo responderé; y mientras estén hablando, yo les escucharé.
(Ezequiel 11:5) 5 Entonces descendió sobre mí el Espíritu de Yahveh y me dijo: “Diles que así ha dicho Yahveh: “Así habéis hablado, oh casa de Israel, y yo he sabido los pensamientos que suben de vuestros espíritus.
(S. Mateo 6:8) 8 Por tanto, no os hagáis semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis.
(S. Mateo 6:32) 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero vuestro Padre que está en los cielos sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
(S. Juan 4:16-19) 16 Jesús le dijo: –Vé, llama a tu marido y ven acá. 17 Respondió la mujer y le dijo: –No tengo marido. Le dijo Jesús: – Bien has dicho: “No tengo marido”; 18 porque cinco maridos has tenido, y el que tienes ahora no es tu marido. Esto has dicho con verdad. 19 Le dijo la mujer: –Señor, veo que tú eres profeta.
(S. Juan 16:30) 30 Ahora entendemos que sabes todas las cosas, y no necesitas que nadie te pregunte. En esto creemos que has salido de Dios.
(S. Juan 18:4) 4 Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de acontecer, se adelantó y les dijo: –¿A quién buscáis?
(S. Juan 21:19) 19 Esto dijo señalando con qué muerte Pedro había de glorificar a Dios. Después de haber dicho esto le dijo: –Sígueme.
(Hechos de los Apóstoles 2:23) 23 A éste, que fue entregado por el predeterminado consejo y el previo conocimiento de Dios, vosotros matasteis clavándole en una cruz por manos de inicuos.
(A los Romanos 8:29) 29 Sabemos que a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo; a fin de que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
(A los Romanos 11:2) 2 Dios no rechazó a su pueblo, al cual conoció de antemano. ¿O no sabéis lo que dicen las Escrituras en el caso de Elías, cuando consultó con Dios contra Israel? Dice:
(A los Colosenses 2:3) 3 En él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.
(A los Hebreos 4:12-13) 12 Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos. Penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
13 No existe cosa creada que no sea manifiesta en su presencia. Más bien, todas están desnudas y expuestas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.
(1 de S. Pedro 1:2) 2 elegidos conforme al previo conocimiento de Dios Padre por la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre: Gracia y paz os sean multiplicadas.
(1 de S. Pedro 1:20) 20 El, a la verdad, fue destinado desde antes de la fundación del mundo, pero ha sido manifestado en los últimos tiempos por causa de vosotros.
(2 de S. Pedro 3:9) 9 El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento.
(1 de S. Juan 3:20) 20 en caso de que nuestro corazón nos reprenda, mayor es Dios que nuestro corazón, y él conoce todas las cosas.
(Apocalipsis 1:8) 8 “Yo soy el Alfa y la Omega”, el principio y el fin, dice el Señor Dios, “el que es, y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”
(Apocalipsis 1:11) 11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo. “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias: a Efeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardis, a Filadelfia y a Laodicea.”
(Apocalipsis 21:6) 6 Me dijo también: “¡Está hecho! Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tenga sed, yo le daré gratuitamente de la fuente de agua de vida.
(Apocalipsis 22:13) 13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

Concordancia – Inicio