Concordancia_49

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

rey (soberano; ver también “el reino de Dios en la Biblia”

Melek 46/2685)
(1 de Samuel 12:12) 12 Entonces, al ver que Najas, rey de los amonitas, venía contra vosotros, me dijisteis: “¡No! Más bien, que haya un rey que reine sobre nosotros”, aun cuando Yaveh vuestro Dios era vuestro rey.
(Salmos 2:6) 6 “¡Yo he ungido a mi rey en Sion, mi monte santo!”
(Salmos 5:2) 2 Atiende a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré.
(Salmos 10:16) 16 ¡Yaveh es Rey para siempre! De su tierra desaparecerán las naciones.
(Salmos 24:7-10) 7 ¡Levantad, oh puertas, vuestras cabezas! Levantaos, oh puertas eternas, y entrará el Rey de gloria. 8 ¿Quién es este Rey de gloria? ¡Yaveh, el fuerte y poderoso! ¡Yaveh, el poderoso en la batalla! 9 ¡Levantad, oh puertas, vuestras cabezas! Levantaos, oh puertas eternas, y entrará el Rey de gloria. 10 ¿Quién es este Rey de gloria? ¡Yaveh de los Ejércitos! ¡El es el Rey de gloria! (Selah)
(Salmos 29:10) 10 Yaveh se sentó ante el diluvio; Yaveh se sentó como rey para siempre.
(Salmos 44:4) 4 Tú, oh Dios, eres mi Rey; manda liberación a Jacob.
(Salmos 47:2) 2 Porque Yaveh, el Altísimo, es temible, gran Rey sobre toda la tierra.
(Salmos 47:6-7) 6 ¡Cantad a Dios, cantad! ¡Cantad a nuestro Rey, cantad! 7 Porque Dios es el Rey de toda la tierra, cantad con entendimiento.
(Salmos 48:2) 2 ¡Qué hermosa altura! El gozo de toda la tierra es el monte Sion por el lado norte, la ciudad del Gran Rey.
(Salmos 68:24) 24 ¡Ved las marchas triunfales de Dios, las marchas triunfales de mi Dios y Rey, en el santuario!
(Salmos 74:12) 12 Sin embargo, Dios es mi Rey desde los tiempos antiguos. El es quien obra salvación en medio de la tierra.
(Salmos 84:3) 3 Hasta el pajarito halla una casa, y la golondrina un nido para sí, donde poner sus polluelos cerca de tus altares, oh Yaveh de los Ejércitos, ¡Rey mío y Dios mío!
(Salmos 89:18) 18 ¡Yaveh es nuestro escudo! ¡Nuestro Rey es el Santo de Israel!
(Salmos 95:3) 3 Porque Yaveh es Dios grande, Rey grande sobre todos los dioses.
(Salmos 98:6) 6 Aclamad con trompetas y sonido de corneta delante del Rey Yaveh.
(Salmos 145:1) 1 Te exaltaré, mi Dios, el Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre.
(Salmos 149:2) 2 Alégrese Israel en su Hacedor; gócense en su Rey los hijos de Sion.
(Isaías 32:1) 1 He aquí que un rey reinará según la justicia, y los magistrados gobernarán según el derecho.
(Isaías 33:17) 17 Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán una tierra que se extiende a la distancia.
(Isaías 33:22) 22 Porque Yaveh es nuestro Juez; Yaveh es nuestro Legislador. Yaveh es nuestro Rey; él mismo nos salvará.
(Isaías 41:21) 21 “Presentad vuestra causa, dice Yaveh; exponed vuestros argumentos, dice el Rey de Jacob.
(Isaías 43:15) 15 Yo soy Yaveh, el Santo vuestro, el Creador de Israel, vuestro Rey.”
(Isaías 44:6) 6 Así ha dicho Yaveh, Rey de Israel, y su Redentor, Yaveh de los Ejércitos: “Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay Dios.
(Jeremías 10:7) 7 ¡Quién no te temerá, oh Rey de las naciones! Porque a ti se te debe temer. Entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay nadie semejante a ti.
(Jeremías 10:10) 10 Pero Yaveh es el verdadero Dios; él es el Dios vivo y el Rey eterno. Ante su enojo tiembla la tierra; las naciones no pueden resistir su furor.
(Jeremías 23:5) 5 “He aquí vienen días, dice Yaveh, en que levantaré a David un Retoño justo. Reinará un Rey que obrará con inteligencia y que practicará el derecho y la justicia en la tierra.
(Jeremías 30:9) 9 Más bien, servirán a Yaveh su Dios y a David su rey, a quien yo levantaré para ellos.
(Jeremías 46:18) 18 “Vivo yo, dice el Rey, cuyo nombre es Yaveh de los Ejércitos, que como el Tabor entre los montes y como el Carmelo junto al mar, así vendrá.
(Jeremías 48:15) 15 Destruido está Moab; han escalado sus ciudades. La flor de su juventud descendió al degolladero, dice el Rey , cuyo nombre es Yaveh de los Ejércitos.
(Jeremías 51:57) 57 “Embriagaré a sus magistrados, a sus sabios, a sus gobernadores, a sus dirigentes y a sus valientes. Dormirán el sueño eterno y no despertarán, dice el Rey, cuyo nombre es Yaveh de los Ejércitos.
(Ezequiel 37:22) 22 Haré de ellos una sola nación en la tierra, en los montes de Israel, y todos ellos tendrán un solo rey. Nunca más serán dos naciones, ni nunca más estarán divididos en dos reinos.
(Ezequiel 37:24) 24 ” “Mi siervo David será rey sobre ellos, y habrá un solo pastor para todos ellos. Andarán según mis decretos; guardarán mis estatutos y los pondrán por obra.
(Oseas 3:5) 5 Después volverán los hijos de Israel y buscarán a Yaveh su Dios y a David, su rey. Temblando acudirán a Yaveh y a su bondad en los días postreros.
(Sofonías 3:15) 15 Yaveh ha quitado el juicio contra ti; ha echado fuera a tu enemigo. ¡Yaveh es el Rey de Israel en medio de ti! ¡Nunca más temerás el mal!
(Zacarías 9:9) 9 ¡Alégrate mucho, oh hija de Sion! ¡Da voces de júbilo, oh hija de Jerusalén! He aquí, tu rey viene a ti, justo y victorioso, humilde y montado sobre un asno, sobre un borriquillo, hijo de asna.
(Zacarías 14:9) 9 Entonces Yaveh será rey sobre toda la tierra. En aquel día Yaveh será único, y Unico será su nombre.
(Zacarías 14:16-17) 16 Todos los que queden de los pueblos que hayan subido contra Jerusalén subirán de año en año para adorar al Rey, Yaveh de los Ejércitos, y para celebrar la fiesta de los Tabernáculos. 17 Acontecerá que sobre aquellas familias de la tierra que no suban a Jerusalén para adorar al Rey Yaveh de los Ejércitos, no vendrá la lluvia.

Malak (#4427)
(Éxodo 15:18) 18 Yaveh reinará por siempre jamás.”
(1 de Samuel 8:7) 7 y Yaveh le dijo: –Escucha la voz del pueblo en todo lo que te diga, porque no es a ti a quien han desechado. Es a mí a quien han desechado, para que no reine sobre ellos.
(1 de Crónicas 16:31) 31 ¡Alégrense los cielos, y gócese la tierra! Que digan entre las naciones: “¡Yaveh reina!”
(Salmos 47:8) 8 ¡Dios reina sobre las naciones! ¡Dios se ha sentado sobre su santo trono!
(Salmos 93:1) 1 ¡Yaveh reina! Se ha vestido de magnificencia. Yaveh se ha vestido de poder y se ha ceñido. También afirmó el mundo, y no se moverá.
(Salmos 96:10) 10 Decid entre las naciones: “¡Yaveh reina! Ciertamente ha afirmado el mundo, y no será movido. Juzgará a los pueblos con rectitud.”
(Salmos 97:1) 1 ¡Yaveh reina! ¡Regocíjese la tierra! ¡Alégrense las muchas costas!
(Salmos 99:1) 1 ¡Yaveh reina, tiemblan los pueblos! El tiene su trono entre los querubines; la tierra se estremece.
(Salmos 146:10) 10 Yaveh reinará para siempre; tu Dios, oh Sion, de generación en generación. ¡Aleluya!
(Isaías 24:23) 23 La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, porque Yaveh de los Ejércitos reinará en el monte Sion y en Jerusalén, y la gloria estará ante sus ancianos.
(Isaías 32:1) 1 He aquí que un rey reinará según la justicia, y los magistrados gobernarán según el derecho.
(Isaías 52:7) 7 ¡Cuán hermosos son, sobre los montes, los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz, del que trae buenas nuevas del bien, del que anuncia la salvación, del que dice a Sion: “¡Tu Dios reina!”
(Jeremías 23:5) 5 “He aquí vienen días, dice Yaveh, en que levantaré a David un Retoño justo. Reinará un Rey que obrará con inteligencia y que practicará el derecho y la justicia en la tierra.
(Ezequiel 20:33) 33 ¡Vivo yo, que con mano fuerte, con brazo extendido y con ira derramada he de reinar sobre vosotros!, dice el Señor Yaveh.
(Miqueas 4:7) 7 De la que cojea haré un remanente, y de la agobiada haré una nación poderosa. Y Yaveh reinará sobre ellos en el monte Sion, desde ahora y para siempre.

Melukah (2/24)
(Salmos 22:28) 28 Porque de Yaveh es el reino, y él se enseñoreará de las naciones.
(Abdías 1:21) 21 Subirán victoriosos desde el monte Sion para juzgar la región montañosa de Esaú. ¡Y el reino será de Yaveh!

Meleku (7/28)
(Daniel 2:44) 44 Y en los días de esos reyes, el Dios de los cielos levantará un reino que jamás será destruido, ni será dejado este reino a otro pueblo. Este desmenuzará y acabará con todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre.
(Daniel 4:3) 3 ¡Cuán grandes son sus señales, y cuán poderosos sus milagros! Su reino es un reino eterno, y su señorío de generación en generación.
(Daniel 4:34) 34 “Pero al cabo de los días, yo, Nabucodonosor, alcé mis ojos al cielo; y me fue devuelta la razón. Entonces bendije al Altísimo; alabé y glorifiqué al que vive para siempre. Porque su señorío es eterno, y su reino de generación en generación.
(Daniel 7:14) 14 Entonces le fue dado el dominio, la majestad y la realeza. Todos los pueblos, naciones y lenguas le servían. Su dominio es dominio eterno, que no se acabará; y su reino, uno que no será destruido.

Memshalah (3/17)
(Salmos 103:22) 22 Bendecid a Yaveh, vosotras todas sus obras, en todos los lugares de su señorío. ¡Bendice, alma mía, a Yaveh!
(Salmos 114:2) 2 Judá fue su santuario, e Israel su señorío .
(Salmos 145:13) 13 Tu reino es reino de todos los siglos, y tu dominio es de generación en generación.

Matsar (1/1)
(Ezequiel 20:33) 33 ¡Vivo yo, que con mano fuerte, con brazo extendido y con ira derramada he de reinar sobre vosotros!, dice el Señor Yaveh.

Malekuth (6/89)
(1 de Crónicas 17:14) 14 Lo estableceré en mi casa y en mi reino para siempre, y su trono será estable para siempre.”
(Salmos 45:6) 6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; cetro de justicia es el cetro de tu reino.
(Salmos 103:19) 19 Yaveh estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todo.
(Salmos 145:11-13) 11 Hablarán de la gloria de tu reino y de tu poder, 12 para anunciar tus proezas a los hijos del hombre; y la gloria del majestuoso esplendor de tu reino. 13 Tu reino es reino de todos los siglos, y tu dominio es de generación en generación.

Radar (1/24)
(Salmos 110:2) 2 Yaveh enviará desde Sion el cetro de tu poder; domina en medio de tus enemigos.

Mamlakah (2/115)
(1 de Crónicas 29:11) 11 Tuyos son, oh Yaveh, la grandeza, el poder, la gloria, el esplendor y la majestad; porque tuyas son todas las cosas que están en los cielos y en la tierra. Tuyo es el reino, oh Yaveh, y tú te enalteces como cabeza sobre todo.
(Isaías 9:7) 7 Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo de Yaveh de los Ejércitos hará esto.

Misrah (2/2)
(Isaías 9:6-7) 6 Porque un niño nos es nacido, un hijo nos es dado, y el dominio estará sobre su hombro. Se llamará su nombre: Admirable Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 7 Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo de Yaveh de los Ejércitos hará esto.

Basileus (42/118)
(S. Mateo 2:2) 2 preguntando: –¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el oriente y hemos venido para adorarle.
(S. Mateo 5:35) 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del Gran Rey.
(S. Mateo 21:5) 5 Decid a la hija de Sion: “He aquí tu Rey viene a ti, manso y sentado sobre una asna y sobre un borriquillo, hijo de bestia de carga.”
(S. Mateo 27:11) 11 Jesús estuvo de pie en presencia del procurador, y el procurador le preguntó diciendo: –¿Eres tú el rey de los judíos? Jesús le dijo: –Tú lo dices.
(S. Mateo 27:29) 29 Habiendo entretejido una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza, y en su mano derecha pusieron una caña. Se arrodillaron delante de él y se burlaron de él, diciendo: – ¡Viva, rey de los judíos!
(S. Mateo 27:37) 37 Pusieron sobre su cabeza su acusación escrita: ESTE ES JESUS, EL REY DE LOS JUDIOS.
(S. Mateo 27:42) 42 –A otros salvó; a sí mismo no se puede salvar. ¿Es rey de Israel? ¡Que descienda ahora de la cruz, y creeremos en él!
(S. Marcos 15:2) 2 Y Pilato le preguntó: –¿Eres tú el rey de los judíos? Y respondiendo le dijo: –Tú lo dices.
(S. Marcos 15:9) 9 Entonces Pilato les respondió diciendo: –¿Queréis que yo os suelte al rey de los judíos?
(S. Marcos 15:12) 12 De nuevo intervino Pilato y les decía: –¿Qué, pues, queréis que haga con el que llamáis “el rey de los judíos”?
(S. Marcos 15:18) 18 y comenzaron a aclamarle: –¡Viva, rey de los judíos!
(S. Marcos 15:26) 26 El título de su acusación estaba escrito: EL REY DE LOS JUDIOS.
(S. Marcos 15:32) 32 ¡Que el Cristo, el rey de Israel, descienda ahora de la cruz para que veamos y creamos! También los que estaban crucificados con él le injuriaban.
(S. Lucas 19:38) 38 Ellos decían: –¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo, y gloria en las alturas!
(S. Lucas 23:2-3) 2 Y comenzaron a acusarle diciendo: –Hemos hallado a éste que agita a nuestra nación, prohíbe dar tributo al César y dice que él es el Cristo, un rey.
3 Entonces Pilato le preguntó diciendo: –¿Eres tú el rey de los judíos? Respondiendo le dijo: –Tú lo dices.
(S. Lucas 23:37-38) 37 y diciéndole: –Si tú eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo. 38 Había también sobre él un título escrito que decía: ESTE ES EL REY DE LOS JUDIOS.
(S. Juan 1:49) 49 Le respondió Natanael: –Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el rey de Israel!
(S. Juan 12:15) 15 No temas, hija de Sion. ¡He aquí tu Rey viene, sentado sobre una cría de asna!
(S. Juan 18:33) 33 Entonces Pilato entró otra vez al Pretorio, llamó a Jesús y le dijo: –¿Eres tú el rey de los judíos?
(S. Juan 18:37) 37 Entonces Pilato le dijo: –¿Así que tú eres rey? Jesús respondió: –Tú dices que soy rey. Para esto yo he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad oye mi voz.
(S. Juan 18:39) 39 Pero vosotros tenéis la costumbre de que os suelte un preso en la Pascua. ¿Queréis, pues, que os suelte al rey de los judíos?
(S. Juan 19:3) 3 y venían hacia él y le decían: –¡Viva el rey de los judíos! Y le daban de bofetadas.
(S. Juan 19:12-14) 12 Desde entonces Pilato procuraba soltarle. Pero los judíos gritaron diciendo:-Si sueltas a éste, no eres amigo del César. Todo aquel que se hace rey se opone al César. 13 Cuando Pilato oyó estas palabras, llevó a Jesús afuera y se sentó en el tribunal, en el lugar llamado El Enlosado, y en hebreo Gabata. 14 Era el día de la Preparación de la Pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: –He aquí vuestro rey.
(S. Juan 19:19) 19 Pilato escribió y puso sobre la cruz un letrero en el cual fue escrito: JESUS DE NAZARET, REY DE LOS JUDIOS.
(S. Juan 19:21) 21 Los principales sacerdotes de los judíos le decían a Pilato: –No escribas: “Rey de los judíos”, sino: “Este dijo: “Soy rey de los judíos.’ “
(Hechos de los Apóstoles 17:7) 7 Y Jasón les ha recibido. Todos éstos actúan en contra de los decretos del César, diciendo que hay otro rey, Jesús.”
(1 a Timoteo 1:17) 17 Por tanto, al Rey de los siglos, al inmortal, invisible y único Dios, sean la honra y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
(1 a Timoteo 6:15) 15 A su debido tiempo la mostrará el Bienaventurado y solo Poderoso, el Rey de reyes y Señor de señores;
(Apocalipsis 15:3) 3 Y cantan el cántico de Moisés, el siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: “Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso. Justos y verdaderos son tus caminos, Rey de las naciones.
(Apocalipsis 17:14) 14 Ellos harán guerra contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.”
(Apocalipsis 19:16) 16 En su vestidura y sobre su muslo, tiene escrito el nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Basileuo (7/21)
(S. Lucas 1:33) 33 Reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y de su reino no habrá fin.
(S. Lucas 19:14) 14 “Pero sus ciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: “No queremos que éste reine sobre nosotros.’
(S. Lucas 19:27) 27 Pero, en cuanto a aquellos enemigos míos que no querían que yo reinara sobre ellos, traedlos acá y degolladlos en mi presencia.’ “
(1 a los Corintios 15:25) 25 Porque es necesario que él reine hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies.
(Apocalipsis 11:15) 15 El séptimo ángel tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que decían: “El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo. El reinará por los siglos de los siglos.”
(Apocalipsis 11:17) 17 diciendo: “Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras, porque has asumido tu gran poder, y reinas.
(Apocalipsis 19:6) 6 Oí como la voz de una gran multitud, como el ruido de muchas aguas y como el sonido de fuertes truenos, diciendo: “¡Aleluya! Porque reina el Señor nuestro Dios Todopoderoso.

Hegeomai (1/28)
(S. Mateo 2:6) 6 Y tú, Belén, en la tierra de Judá, de ninguna manera eres la más pequeña entre los gobernadores de Judá; porque de ti saldrá un gobernante que pastoreará a mi pueblo Israel.

Concordancia – Inicio