Concordancia_55

Herramientas para Apoyarte en el Ministerio

concordancia del carácter de Dios – Samuel Edelstein

temible (grande, ver “el temor de Dios en la Biblia”)

Yare (23/374)
(Éxodo 15:11) 11 “¿Quién como tú, oh Yaveh, entre los dioses? ¿Quién como tú, majestuoso en santidad, temible en hazañas dignas de alabanza, hacedor de maravillas?
(Deuteronomio 7:21) 21 No desmayes ante ellos, porque Yaveh tu Dios está en medio de ti, Dios grande y temible.
(Deuteronomio 10:17) 17 Porque Yaveh vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores. Es Dios grande, poderoso y temible, que no hace distinción de personas ni acepta soborno.
(Deuteronomio 10:21) 21 El es tu alabanza; él es tu Dios que ha hecho por ti estas cosas grandes y temibles que tus ojos han visto.
(2 de Samuel 7:23) 23 “¿Y qué otra nación hay en la tierra como tu pueblo Israel, al cual Dios fue para rescatarlo como pueblo para sí, a fin de darse renombre y hacer a favor de él hechos grandes y temibles, al expulsar las naciones y sus dioses ante tu pueblo que rescataste para ti de Egipto?
(1 de Crónicas 17:21) 21 “¿Y qué otra nación hay en la tierra como tu pueblo Israel, al cual Dios fue para rescatarlo como pueblo para sí, a fin de darte renombre mediante hechos grandes y temibles, al expulsar las naciones ante tu pueblo que rescataste de Egipto?
(Nehemías 1:5) 5 y dije: “Oh Yaveh, Dios de los cielos, Dios grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia para con los que le aman y guardan sus mandamientos:
(Nehemías 4:14) 14 Después que inspeccioné, me levanté y dije a los principales, a los oficiales y al resto del pueblo: –¡No temáis delante de ellos! Acordaos del Señor grande y temible , y combatid por vuestros hermanos, por vuestros hijos, por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas.
(Nehemías 9:32) 32 “Ahora pues, oh Dios nuestro, Dios grande, fuerte y temible, que guardas el pacto y la misericordia, no sea tenida como poca cosa delante de ti toda la angustia que nos ha alcanzado: a nuestros reyes, a nuestros magistrados, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas, a nuestros padres y a todo tu pueblo, desde los días de los reyes de Asiria hasta el día de hoy.
(Job 37:22) 22 Del norte viene un dorado esplendor; alrededor de Dios hay una temible majestad.
(Salmos 47:2) 2 Porque Yaveh, el Altísimo, es temible, gran Rey sobre toda la tierra.
(Salmos 65:5) 5 Con hechos tremendos nos responderás en justicia, oh Dios de nuestra salvación, esperanza de todos los confines de la tierra y de todos los mares más distantes.
(Salmos 66:3) 3 Decid a Dios: “¡Cuán admirables son tus obras! Por tu gran poder se someterán a ti tus enemigos.
(Salmos 66:5) 5 Venid y ved los actos de Dios, admirable en sus hechos para con los hijos del hombre.
(Salmos 68:35) 35 Temible eres, oh Dios, en tu santuario. El Dios de Israel es quien da poder y vigor a su pueblo. ¡Bendito sea Dios!
(Salmos 76:12) 12 El humillará el espíritu de los príncipes; ¡temible es a los reyes de la tierra!
(Salmos 99:3) 3 Alaben su nombre grande y temible. ¡El es santo!
(Salmos 106:22) 22 maravillas en la tierra de Cam, cosas formidables junto al mar Rojo.
(Salmos 111:9) 9 Ha enviado redención a su pueblo; para siempre ha ordenado su pacto. Santo y temible es su nombre.
(Isaías 64:3) 3 Descendiste, haciendo cosas temibles que no esperábamos; ante tu presencia temblaron los montes.
(Daniel 9:4) 4 Oré a Yaveh mi Dios e hice confesión diciendo: “¡Oh Señor, Dios grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia para con los que le aman y guardan sus mandamientos:
(Sofonías 2:11) 11 Temible será Yaveh contra ellos, porque hará que todos los dioses de la tierra vengan a menos. Cada uno se postrará ante él desde su lugar, en todas las costas de las naciones.
(Malaquías 1:14) 14 ¡Maldito sea el tramposo que teniendo macho robusto en su rebaño, y habiéndolo prometido, sacrifica a Yaveh lo dañado. Porque yo soy el Gran Rey, y mi nombre es temible entre las naciones”, ha dicho Yaveh de los Ej ércitos.

Concordancia – Inicio